Mundo
Miércoles 09 de Diciembre de 2015

El papa Francisco celebró sus primeros 1.000 días al frente de la Iglesia

Jubileo. El Papa dio un mensaje de paz y luego abrió la Puerta Santa de la Basílica de San Pedro ante unos 70.000 fieles reunidos para dar formal inicio al Año Santo. Prevén que solo este año peregrinen por el lugar 10 millones de personas

Ciudad del Vaticano.- El papa Francisco dio inicio al Jubileo extraordinario de la Misericordia tras abrir la Puerta Santa de la Basílica de San Pedro, en medio de un estricto operativo de seguridad que no impidió que más de 70.000 personas presenciaran el comienzo del Año Santo que coincidió con los primeros 1.000 días del pontificado de Jorge Bergoglio. 

“Esta es la Puerta del Señor. Ábranme las puertas de la Justicia”, dijo Francisco a las 11.09 locales (7.09 de Argentina) antes de abrir la Puerta Santa y luego de saludar al papa emérito Benedicto XVI, el segundo en atravesarla. “Concede a todos los que cruzaran la Puerta de la Misericordia con ánimo arrepentido recibir la gracia del perdón”, dijo Francisco al entrar en la Basílica luego de una ceremonia a la que calificó como un “gesto tan sencillo como fuertemente simbólico”. 

Este inicio del trigésimo Jubileo de la historia, el primero temático y el primero en el que Internet tendrá un papel protagónico, “pone en primer plano el primado de la gracia”, dijo el Santo Padre que cumplió los primeros 1000 días frente a la Iglesia Católica tras la fumata blanca del 13 de marzo de 2013 que inició su pontificado. 

Con la plaza San Pedro colmada Francisco pidió también “recordar otra puerta que, hace 50 años, los Padres de Concilio Vaticano II abrieron hacia el mundo”, al que describió como “un verdadero encuentro entre la Iglesia y los hombres de nuestro tiempo”. 

“Un encuentro marcado por el poder del Espíritu que empujaba a la Iglesia a salir de los escollos que durante muchos años la habían recluido en sí misma,para retomar al camino misionero”, recordó Francisco, que afirmó que “el Jubileo provoca esta apertura y obliga a no descuidar el espíritu”. Con la mirada puesta en la seguridad, se movilizaron hoy en los alrededores de la Plaza San Pedro 2.500 militares, 1.000 policías y 900 voluntarios que se suman a los detectores de metales, el espacio aéreo cerrado y a las 250 cámaras de vigilancia que monitorearon la ceremonia de la que también participaron el presidente de Italia Sergio Mattarella y el primer ministro Matteo Renzi. 

“Abandonemos toda forma de miedo y temor”, pidió el Papa ante miles de fieles movilizados por el pasillo armado especialmente desde el Castel Sant’Angelo a través de la Via della Conciliazione, y aseguró: “Cruzar hoy la Puerta Santa nos compromete a hacer nuestra la misericordia del Buen Samaritano”. 

Durante el Año Santo, que concluirá al 20 de noviembre de 2016, los peregrinos que deseen tanto atravesar la Puerta Santa para obtener la indulgencia como hacer el recorrido a través de la avenida que desemboca en la Plaza San Pedro deberán registrarse en el sitio oficial www.im.va, que también servirá de apoyo para informaciones en lo que el promotor del Jubileo Rino Fisichella describió como “el primero en la era de Internet y las redes sociales”. 

Para los fieles que se acerquen a la capital italiana, el Vaticano dispuso un moderno centro de recepción en el número 7 de Vía della Conciliazione (frente a la embajada argentina), donde podrán informarse de los eventos, registrarse para recorrer la Puerta Santa, obtener las entradas para las celebraciones en las que serán necesarias y también retirar el “testimonium”, el diploma que acredita la participación en el Año Santo. 

De todas formas, otro de los puntos novedosos del primer Jubileo del pontificado de Francisco es que “se pueda obtener la indulgencia en todas las diócesis del mundo sin tener que viajar a Roma”, por lo que el domingo 13 se abrirán las puertas santas en todas las catedrales del mundo según anunció el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, En esa línea, durante su viaje por África a fines de noviembre, Francisco había inaugurado simbólicamente la celebración de la misericordia con la apertura de la puerta santa de la catedral de Bangui, la capital de República Centroafricana, la que describió como “capital espiritual de la misericordia del Padre”.  El sumo pontífice tendrá otros “gestos” un viernes por mes durante el Año Santo, “como expresión de las obras de misericordia” en los que hará distintas visitas privadas, iniciando el próximo 18 con su visita a un centro de Cáritas en la capital italiana.

El embajador argentino ante el Estado Vaticano, Eduardo Valdez, destacó la importancia del Jubileo de la Misericordia y recordó que el papa Francisco “definió a la misericordia como la aptitud del alma para poder perdonar a otro y pidió a los sacerdotes que en el secreto de confesión perdonen a todas las mujeres que confiesen haber abortado”. 

En su último día como representante ante la Santa Sede, Valdez dijo estar viviendo una jornada “muy feliz” y aseguró que llegará de regreso a Buenos Aires “con el combustible espiritual completo por haber compartido esto con Francisco”. En declaraciones a Radio Belgrano explicó que hoy comenzó el 30° jubileo extraordinario de la misericordia por orden de Francisco “cuando en realidad el jubileo se realiza cada 25 años”. Sobre el sentido de la ceremonia que encabezó el Papa al abrir la puerta santa de San Pedro, explicó que “permanece siempre cerrada salvo en años jubilares y el segundo que ingresó fue Benedicto XVI. Significa que se abre la puerta de Dios y significa tener indulgencias con quien debemos tenerlas”. Indicó que Francisco “no es líder de los católicos únicamente, sino que vienen a escucharlo multitud de personas de todas las religiones”.

Datos
*Las grandes puertas de bronce de la basílica se abrieron para que pasen, estiman,  más de 10 millones de peregrinos a lo largo del año.
*Unos 5.000 policías, carabinieri y soldados adicionales se despliegan por Roma para proteger a los peregrinos.
*Francisco lanzó el jubileo de 12 meses para mostrar el lado misericordioso y acogedor de una Iglesia católica.
*Francisco empujó las puertas de la basílica y las atravesó para simbolizar el peregrinaje de la vida y los sacrificios.
*Proyectaron sobre la fachada de la basílica imágenes de naturaleza tomadas por conocidos fotógrafos y cineastas.
 

Comentarios