La Provincia
Lunes 11 de Enero de 2016

El papá de Camilo Albornoz pide que el Iosper le reconozca el pago de la cuidadora

Javier Albornoz reclama al Iosper la restitución de la cuidadora de Camilo y el pago de los seis meses que se le adeudan. El niño paranaense necesita un exoesqueleto para caminar.

Lautaro López Díaz
De la Redacción de UNO


El nene de siete años padece una patología desde su nacimiento. La familia de Camilo Albornoz realizó varios eventos solidarios para juntar fondos para que el chico pueda contar con su exoesqueleto. El sueño de toda la familia del barrio Francisco Ramírez es que él pueda caminar y dar sus pasos.
Pero hoy en día ese no es el problema, ya se lleva juntado alrededor de 53 mil pesos para contar con el aparato y la fabricación del exoesqueleto ya está en camino. La principal inquietud de Javier Albornoz es que el Iosper dio de baja la cuidadora de su hijo y aún no se le pagó el trabajo realizado de julio a diciembre del año pasado. Jimena Evangelina Santa Cruz está solamente dos horas con Camilo a diario ayudándole en sus tareas diarias. La cuidadora cobra 3.580 pesos y sumando los meses que se le adeudan es una cifra que la familia no puede pagar.


Para la obra social la tarea de la cuidadora es solamente en la casa, cumpliendo con las dos horas diarias, pero la familia hizo un arreglo con Santa Cruz para que le pueda dar de comer y cambiar pañales en la Escuela de Educación Integral N° 3 "Carolina Tobar García" , a la cual concurre Camilo.
Por tal motivo Javier Albornoz habló con UNO sobre lo que viene ocurriendo: "Pedimos que se le pague a la cuidadora lo que le corresponde, nosotros no contamos con ese dinero para poder saldarle los seis meses impagos. Pero el Iosper otra vez volvió a lavarse las manos con nosotros, nos dio de baja la cuidadora y se viene un nuevo año. Camilo es un nene que necesita la ayuda de muchos profesionales".
Por otro lado el padre de Cami comentó: "Fabián Monzón (director del Iosper) me pidió una serie de papeles para querer ayudarme con el exoesqueleto, que en un principio no se quisieron hacer cargo. Pero sé que nada va a cambiar y ellos no van a aportar el dinero para el sueño que nosotros tenemos. Pero lo que más me importa hoy en día es que Camilo pueda tener su cuidadora este año".
"Nosotros sabemos que la obra social del Iosper es una de la más grande de Entre Ríos, factura más de mil millones de pesos anuales. Su directores cobran entre 60 y 70 mil pesos por mes y no le van a poder pagar la cuidadora de mi hijo. Juegan con los derechos de mi hijo que tiene una discapacidad. Lo único es que hagan bien su trabajo". expresó Javier Albornoz, papá de Camilo.

Comentarios