Pais
Viernes 03 de Junio de 2016

El país volvió a gritar

La marcha comenzó en horas de la tarde en el Congreso y tuvo como destino la Plaza de Mayo, frente a Casa de Gobierno.

Miles de personas, mayoritariamente mujeres, se congregaron este viernes para marchar en Buenos Aires bajo la consigna "Ni una menos" a fin de reclamar medidas urgentes contra la violencia de género en el país, donde se comete en promedio un feminicidio cada 30 horas.
La marcha, que comenzó en horas de la tarde en el Congreso y tuvo como destino la Plaza de Mayo, frente a Casa de Gobierno, reunió una multitud similar a la que se convocó hace un año atrás bajo el mismo lema, el cual identifica a un colectivo conformado por periodistas, artistas, dirigentes políticas e intelectuales que se pusieron como objetivo crear conciencia en la sociedad sobre la gravedad de este flagelo.
"Creemos que no ha bajado nada el número de crímenes. No se han aplicado políticas para que ello no pase", dijo a AP Julieta Ferrari, integrante de la agrupación feminista Mumala, una de las participantes en la movilización.
En los últimos 12 meses se han cometido 275 feminicidios, según la organización de defensa de las mujeres La Casa del Encuentro, realizado desde junio de 2015 hasta fines de mayo de este año. En 2014 hubo 277 mujeres asesinadas. La mayoría de las víctimas del último relevamiento fueron baleadas o apuñaladas por sus maridos, novios o ex parejas.
Como dato escalofriante, 40 de las víctimas fueron asesinadas por hombres a los cuales habían denunciado previamente o sobre los que pesaba una orden judicial de restricción de acercamiento.
Ada Rico, presidenta de la Casa del Encuentro, dijo a la AP que desde 2008 es asesinada una mujer cada 30 horas. La cifra "no ha subido, pero tampoco mermado".
Hace un año unas 200.000 personas se convocaron frente al Congreso bajo el mismo lema, en un acontecimiento que traspasó fronteras y que fue destacado por la primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, como ejemplo a nivel mundial de lucha de las mujeres por sus derechos, durante una reciente visita a Buenos Aires.
Al frente de la manifestación de este viernes, caminaban decenas de familiares de víctimas con sus fotografías y mujeres que lograron sobrevivir a la violencia de género.
"Desde nuestra perspectiva, si no lo logramos por intermedio del gobierno, y bueno, seguiremos luchando en las calles para poder lograrlo", comentó Karina Abregu, quien fue rociada con alcohol y luego quemada por su pareja.
La manifestación tuvo por objetivo reclamar a la autoridades mayor protección a las mujeres víctimas de violencia con un monitoreo electrónico sobre los agresores en todo el país.
"Decir 'Ni Una Menos' no fue, ¡no es!, un ruego ni un pedido. Es plantarse de cara a lo que no queremos: ni una víctima más, y decir que nos queremos vivas, íntegras, autónomas, soberanas", dijeron las activistas en un comunicado. "Por eso, más que nunca, ¡Vivas nos queremos!".

Fuente: AP

Comentarios