Pais
Miércoles 01 de Abril de 2015

El Padre Ignacio recomendó "dejar las comodidades" y tomar el colectivo para ir al Vía Crucis

El sacerdote invitó a asistir al rito de cada Semana Santa que hace en barrio Rucci. "Este año reforzamos más la seguridad, porque en algunos lugares había problemas para transitar", reveló. 

Se acerca el Viernes Santo y un nuevo Vía Crucis del Padre Ignacio en barrio Rucci, de Rosario,  donde asiste una multitud que arriba desde ditintos puntos del país. El sacerdote dio recomendaciones para las miles de personas que participaran del encuentro religioso. Recomendó utilizar el transporte público para asistir al evento.
 
A las 15, será el Vía Crucis de los chicos; a las 17, habrá lecturas y bendición de la Santa Cruz, y a las 20.30, se dará inicio al Vía Crucis. "Como todos los años no hay dificultades para estar con nosotros, este año reforzamos más la seguridad, porque en algunos lugares había problemas para transitar", dijo para enumerar que cuentan con la colaboración de la Cruz Roja, Bomberos, personal policial, de Gendarmería, médicos del Sies, personal de Defensa Civil. Mañana a las 9 además será la misa en la Catedral en la que los sacerdotes celebran con su obispo.
 
Ignacio recomendó acercarse hasta barrio Rucci en colectivo. "El transporte público es la mejor opción, desde las 15 hasta después del Vía Crucis, los colectivos van ida y vuelta desde la Parroquia, es cómodo porque no tiene que preocuparse por nada, ni en la plata, vienen simples, sin auto", dijo para recordar que el año pasado, a la 1.30, de la mañana ya todo el mundo estaba en su casa.
 
En ese sentido habló de la importancia de "ser simple, vivir simple" y explicó porque cuesta tanto hacerlo. "El ser humano es así, busca más comodidades, tiene más necesidades. Depende de la mentalidad de cada uno, de la ansiedad, de los conflictos que tengan. En este caso hay que entender también que hay casos de mamás embarazadas o con problemas de embarazo y no quieren colectivo. O gente mayor, o gente que está en sillas de rueda, buscan comodidad", expresó.
 
"El ser humano piensa que es dueño del tiempo, inconscientemente pensamos así, más cuando uno está ansioso por algo", dijo sobre tormentos que azotan el espíritu.
 
"Pero somos terrenales, estamos apegados a lo material, a lo sentimental, es una parte del ser humano, pero en realidad todo lo mundano no nos pertenece, venimos sin nada. Por eso lo más importante es usar todo, usar bien, pero con un desprendimiento. Y esto es muy difícil, desprender es muy difícil", explicó.
 
"El ser humano quiere pertenecer y permanecer, algo muy difícil. Por eso la importancia del desprendimiento, usar los bienes terrenales sin perder un concepto celestial", es decir sabiendo que un día tiene que dejarlos", cerró.
 
En tanto para quienes están enfermos con imposibilidades físicas que le impiden asistir al Vía Crucis, recomendó "seguir a la distancia desde sus casas, este año además se podrá ver a través de Youtube".

Comentarios