La Provincia
Sábado 18 de Abril de 2015

El Niño sigue débil, con pocas lluvias en otoño e invierno

Pese a la alta volatilidad del sistema climático, desde la Bolsa de Cereales de Entre Ríos se estima que continuarán las actuales condiciones de precipitaciones por debajo de lo normal

Pasaron hasta 35 días en algunas localidades entrerrianas, para que volvieran a registrarse ayer algunas precipitaciones, que no fueron uniformes en el territorio de la provincia: los departamentos del sur, algunas regiones del centro, Paraná, Diamante y Victoria fueron los más beneficiados con registros entre 20 y 30 milímetros.

Las condiciones meteorológicas mejoraron inmediatamente, y según los pronósticos se prevén jornadas a pleno sol y con temperaturas agradables durante hoy y mañana, y en el inicio de la semana.

Las lluvias de la víspera no lograron revertir el déficit hídrico producido por la falta de agua durante marzo y lo que va de abril.

De acuerdo con un informe del Sistema de Información de la Bolsa de Cereales de Entre Ríos, es probable la continuidad del Niño en estado neutral, con lluvias por debajo de lo normal para los próximos meses, un retraso de las heladas, y recién en el semestre cálido comenzará a notarse nuevamente el efecto “regadera” de este fenómeno.

El informe elaborado por el doctor José Luis Aiello remarca y aclara sobre la “alta volatilidad que tiene el sistema climático”. De todos modos, en el marco de su exposición sobre Las particularidades climáticas de la fina y extensión a la gruesa 2015/2016 en Entre Ríos, Aiello sostuvo como noticia positiva: “Nos encontramos con que el escenario más probable es el Niño”, que es mejor que el peor de los posibles (la Niña), con un margen de posibilidades del 10%, que no aparecerá al menos hasta que finalice  2015.

“Nos quedamos con que hasta el trimestre octubre-noviembre-diciembre no muestran una Niña, y las situaciones de Niño o neutralidad son mucho mejores”.

Al observar el período más próximo, el especialista señaló: “Sabemos cómo está hoy la situación en algunas regiones de Entre Ríos después de haber transitado marzo y principios de abril con muy poca oferta de agua por parte de la atmósfera, y sin entrar en detalles técnicos, el origen de la falta de lluvias se debió a que la distribución de temperaturas superficiales del Océano Atlántico presentaba anomalías positivas en el litoral sur del continente sudamericano, las mismas están actualmente presentes y su persistencia este mes haría que las lluvias se ubiquen en valores por debajo de los normales”, precisó.

Al menos hasta mayo se prevé la continuidad del tiempo templado y el atraso de las heladas. “Para el trigo podrían no recuperarse las reservas y deberíamos esperar un invierno con lluvias por debajo de los valores normales”, citó en base al informe. De todos modos, aclaró que “dada la inestabilidad atmosférica presente, no hay que descartar efectos convectivos que producen mucha lluvia en un corto período de tiempo, aunque su escala queda relegada a pequeñas subregiones”.

Aiello destacó: “Al presente transitamos un Niño que se ha debilitado y no tendrá efecto en las lluvias otoñales e invernales, recién su efecto regadera se empezará a notar en el semestre cálido”.

Registros
  • Los principales registros de lluvia ayer, según las estaciones de la Bolsa de Cereales de Entre Ríos se dieron en:
  • Urdinarrain, 47,8 milímetros; Gualeguaychú 43,6 milímetros; Gualeguay, Diamante y Crespo 33,6 milímetros; Rosario del Tala 31,6 milímetros.
  • En Paraná fue de 17,4 milímetros.

Comentarios