Paraná
Miércoles 04 de Enero de 2017

El municipio negocia revisión del convenio con el Jockey Club

Informes técnicos sostienen que la estructura está inhabitable y requiere una inversión superior a los 3 millones de pesos. Desde la comuna quieren ampliar a 10 años el contrato de alquiler, o lograr la compra definitiva

Abandonado, destrozado y hasta saqueado, y lo poco que queda en pie, con graves problemas estructurales. A fines de 2000, durante la anterior gestión del intendente Sergio Varisco –mucho antes de su venta, que se concretó casi una década después–, el predio fue declarado de Interés Público mediante Ordenanza Nº 8.232 para preservar su valor ambiental, urbanístico e histórico: sin embargo, con el paso de los años y las gestiones desaparecieron los sectores de boleterías, caballerizas, y solo se sostienen a duras penas la tribuna y las oficinas administrativas. Vidrios rotos, y techos que fueron robados, desde las tejas hasta los parantes.

Nadie lo ocupa, tampoco nadie lo custodia. Ayer, un grupo de personas identificadas como integrantes de la Asociación de Propietarios y Profesionales del Turf Paraná se acercaron al lugar para limpiar y desmalezar ese sector, porque en el resto del predio ya urbanizado poco hacen sus propietarios, como el grupo Casino Libertad, que en 2010 prometió la construcción de un shopping, y siete años después, solo exhibe un cerco con tejido perimetral a su propiedad, con malezas de casi dos metros de altura.

"Esto se convirtió en una madriguera de ladrones, peligroso sobre todo en horarios nocturnos", dijo ayer a UNO Luis Mariani, uno de los voceros de esa entidad. Los manifestantes aseguraron que tomaron de manera simbólica y pacífica el lugar, porque allí pretenden instalar una oficina de la asociación. Y reclamaron que alguien "se haga cargo de la situación".

Ante la consulta de UNO, el secretario de Proyectos Estratégicos de la Municipalidad, Eduardo Barbagelata, indicó que actualmente el predio está incluido en un contrato de alquiler entre el Jockey Club de Paraná –propietario– y el municipio, celebrado sobre el final de la gestión de la exintendenta Blanca Osuna, en coincidencia con la inauguración de la plaza Mujeres Entrerrianas. El objetivo, entonces, era habilitar un centro cultural.

"El alquiler vigente es por cuatro años y nosotros pretendemos que sea al menos por 10 años, o que se pueda adquirir en forma definitiva. Hay una negociación, con cierta voluntad entre las partes. Mientras tanto, es cierto que el predio está en stand by", reconoció el funcionario municipal.

Barbagelata explicó que al asumir la actual gestión, se encontraron con una "sorpresa" por la realidad edilicia, una estructura en muy mal estado, inhabitable, dijo.

"Había una decisión de invertir, y por eso se hizo un estudio para su mejoramiento. Debían invertirse más de 3 millones de pesos, y por eso creemos que deben ampliarse los plazos para recuperar la inversión, porque ni siquiera un privado haría ese gasto sin poder recuperarlo", sostuvo.

La gestión Varisco, o al menos el proyecto que trazó el área de Proyectos Estratégicos, era utilizar el lugar para el área de Deportes y Turismo. "Nos encontramos con vicios ocultos, no porque haya habido un intento de engaño, sino por el estado del lugar. Tenemos el objetivo de asegurar el patrimonio, pero en otras condiciones", remarcó el funcionario municipal.

En razón de la situación planteada, y el estado de abandono que se agrava, en caso de que la Municipalidad no logre acceder a las mejores condiciones del contrato, o la compra definitiva del lugar, especulan con que el sitio podría retornar a manos del Jockey Club.

Ayer, Mariani contó a UNO que el 18 de diciembre tuvieron una reunión con el intendente Sergio Varisco para hablar sobre la situación del predio. En tanto, durante la mañana se hizo presente el comisario Ricardo Frank, a cargo del área de Seguridad en la Municipalidad, para conocer detalles de la situación generada."Nos queremos poner al frente de esto y nos vamos a quedar. Pretendemos poner un sereno, cuidar árboles que son históricos, defender este lugar", insistió Mariani para definir su determinación.

Lo cierto es que el turf es una actividad signada por las oportunidades económicas y el predio de la capital entrerriana bien puede ser un capital en disputa. Es tarea de la comuna tomar distancia de las presiones para hacer lo más conveniente para la ciudad.



***
Otro patrimonio perdido


La última joya de Paraná sufrió un largo proceso de abandono e indiferencia interesado, que llevó al Jockey Club a malvender un predio casi invaluable por deudas solo con el Estado nacional, provincial y municipal. En 2000 se inició la quiebra de la institución deportiva que explotaba el hipódromo Almafuerte, levantada una década después por un grupo inversor cordobés, que prometió un shopping. Desde entonces, las autoridades políticas de la ciudad solo hablan de inversión inmobiliaria y negocio comercial, en detrimento del uso público que tanto demanda la ciudad y fundamentalmente, esa amplia franja urbana este, que a diferencia de los otros sectores urbanos de Paraná no tiene parques ni río para disfrutar.


Comentarios