El Mundo
Miércoles 23 de Agosto de 2017

Los macabros detalles detrás de la muerte de la periodista sueca hallada decapitada en el mar

El principal sospechoso es Peter Madsen, el inventor del submarino al que se subió Kim Wall la última vez que fue vista con vida; según los investigadores, "el torso fue lastrado con el objetivo manifiesto de que permanezca al fondo del agua"

El macabro misterio en torno de la muerte de Kim Wall se devela poco a poco. Según la policía danesa, que buscaba a la periodista sueca desaparecida desde que subió a un submarino con su inventor, Peter Madsen, el tronco sin cabeza ni miembros hallado ayer en el mar pertenece efectivamente a la joven de 30 años.

"Esa parte del cuerpo fue lastrado con una pieza de metal para que permanezca en el fondo del agua", declaró hoy un responsable de la policía de Dinamarca, que volverá a interrogar a Madsen.

Desde el 11 de agosto, día en que desapareció la joven periodista independiente, los investigadores daneses intentan armar uno de los peores rompecabezas que les haya tocado resolver. El resto de Europa sigue con espanto y fascinación ese caso que parece directamente salido de una novela policial de Henning Mankell.

Principal sospechoso, Madsen no deja de cambiar de versión, con una calma que tiene literalmente desconcertados a los especialistas.

En un primer momento, afirmó haber dejado a la joven en la punta de la isla de Refshaleoen, en Copenhague, la noche del 10 de agosto. Poco después, ante la presión policial, terminó por reconocer que "hubo un accidente a bordo que provocó la muerte de Wall y que había tirado su cuerpo al agua en un sitio indeterminado de la bahía de Koge", a unos 50 kilómetros al sur de la capital danesa.

" La cabeza y los miembros fueron cercenados voluntariamente"
Jens Moller Jensen, investigador

Ayer, el tronco fue formalmente identificado como perteneciente a la periodista, gracias a muestras ADN cotejadas con un cepillo de pelo y otro de dientes procedentes del domicilio de Kim Wall, indicó el director de la investigación, Jens Moller Jensen, en conferencia de prensa.

"La cabeza y los miembros fueron cercenados voluntariamente", agregó lacónicamente sin dar otros detalles de ese sórdido descuartizamiento.

"El torso fue lastrado con el objetivo manifiesto de que permanezca al fondo del agua y ciertas heridas hacen pensar en una tentativa de asegurarse de que el aire y los gases pudieran escapar del cuerpo para que no subiera a la superficie", agregó.

El principal sospechoso

Abundante sangre de Kim Wall fue además hallada a bordo del submarino. Para tratar de encontrar "los brazos, piernas y cabeza cortados deliberadamente", decenas de buzos y especialistas recorren una y otra vez el trayecto que supuestamente hizo el submarino, hasta ahora sin éxito.





Fuente: La Nación

Comentarios