Atentado terrorista
Lunes 22 de Mayo de 2017

"Fue lo peor que vi en mi vida, había partes de cuerpos por todas partes"

Los testimonios coinciden en que se escuchó "como una bomba" y luego se desató el caos dentro del Manchester Arena.

"Fue como una bomba", repetía Majid Khan, de 22 años, tras ponerse a salvo de la "estampida" que se generó en el concierto de Ariana Grande en Manchester, Inglaterra, donde la Policía había reportado al menos 19 muertos.
Aproximadamente otras cincuenta personas resultaron heridas. La policía dijo que el incidente se produjo a las 22.35 (las 18.35 en Argentina).
"Se escuchó un estallido enorme, como de una bomba, que asustó mucho a todos, y todos estábamos intentando huir del estadio", comentó Khan, y añadió: "Esencialmente todos los que estaban en el otro lado del estadio, donde se escuchó la explosión, corrieron repentinamente hacia nosotros mientras trataban de salir".
Otra espectadora dijo a la radio BBC que "había partes de cuerpos por todas partes, un torso, una oreja. Fue lo peor que he visto en mi vida. Había cuerpos por todas partes. No tengo ni idea de cómo sobrevivimos". Destacó que en el ingreso al estadio les revisaron las carteras y mochilas, y aseveró que "las medidas de seguridad estuvieron presentes durante todo el evento".
Rachel, otra testigo, dijo que la fuerte explosión se produjo "a la derecha del escenario".
"Cuando salí había mucha gente llorando. Vi a personas cubiertas de sangre, no vi ningún humo dentro del Arena, pero era un caos absoluto", agregó.
Por su parte, Oliver Jones, de 17 años, dijo que "el estallido retumbó alrededor del vestíbulo del estadio y la gente comenzó a correr".
Filmaciones de aficionados realizadas en el interior del Manchester Arena muestran al público gritando mientras busca las salidas en medio de una gran cantidad de globos de color rosa.
Hubo pánico entre la multitud después de un estallido que se registró al final del concierto, que es parte de la gira Dangerous Woman, de Ariana Grande.
Algunos testigos dijeron haber oído dos fuertes estallidos provenientes de la zona de bares del recinto.
Joseph Carozza, representante de la discográfica de Ariana Grande en Estados Unidos, dijo que la cantante está bien y que están investigando lo ocurrido.
"Es tan triste, estaba lleno de muchachas jóvenes hermosas, de muchachos, familias", sostuvo Jenny Brewster, que había acompañado a su hija a su primer concierto.
Las imágenes de televisión mostraban a la policía y a los servicios de emergencia llegando en grandes números al pabellón, mientras que el servicio ferroviario en la vecina estación de Manchester Victoria se detuvo y los pasajeros fueron evacuados.
Otra espectadora, Isabel Hodgins, dijo que "olía a quemado, había mucho humo cuando salimos".
"Estamos aterrorizadas, tuvimos suerte de salir sanas y salvas", añadió.
Jade Baynes, de 18 años, explicó que la policía le ordenó que saliera corriendo del lugar. "Hubo un fuerte estruendo y un destello, y todo el mundo salió corriendo".
"Ariana Grande acababa de retirarse tras el telón y habían encendido las luces cuando hubo esa gran explosión y una nube de humo. Vi a cinco personas ensangrentadas", dijo un joven de Sheffield.
El grado de amenaza de atentados en el Reino Unido es "severo", el segundo más alto en la escala de las autoridades, y significa que es altamente probable que haya atentados. El primer grado es el de "crítico", que se activa en caso de amenaza inminente.

Comentarios