El Mundo
Miércoles 10 de Mayo de 2017

Explotó un pelotero y una niña perdió la vida

Una niña de seis años murió el pasado fin de semana en el Hospital Vall d'Hebron de Barcelona al que fue trasladada después de que explotara, por causas desconocidas.

Explotó un castillo inflable en el que jugaban en un restaurante de Caldes de Malavella, en Girona. Tras el accidente, una niña perdió la vida.

Otros seis chicos resultaron heridos. Dos de ellos se encuentran en estado grave y los otros cuatro sufrieron heridas leves. Tras dar aviso a emergencias, la nena que más tarde falleció fue trasladada junto a otro chico en helicópteros a los hospitales de Vall d'Hebron, de Barcelona y Parc Taulí de Sabadell por por múltiples traumatismos.

El alcalde de Caldes de Malavella, Salvador Balliu, explicó a la agencia de noticias EFE que, las causas del accidente deben investigarse y todavía no se sabe con exactitud si hubo o no una explosión, aunque unos clientes del restaurante dijeron que escucharon un fuerte estruendo.

Por su parte, Jaume Matas, el dueño del restaurante donde ocurrió el accidente, explicó que la atracción era nueva, ya que la habían instalado hace dos meses.Visiblemente afectado por lo ocurrido, el propietario de la atracción indicó que él no se encontraba en el establecimiento en el momento del accidente y no saben aún si hubo una explosión o si un "remolino de viento" desancló la atracción del suelo.

Comentarios