El Mundo
Domingo 23 de Abril de 2017

En un final abierto, hoy los franceses eligen presidente

Hay cuatro candidatos que en las encuestas aparecen con posibilidades. Se trata de el liberal Emmanuel Macron, la ultraderechista Marine Le Pen, el conservador Francois Fillon y el izquierdista Jean-Luc Mélenchon. Si hay segunda vuelta será el 7 de mayo.

Los electores franceses van hoy a votar en un clima de gran incertidumbre, unos por convicción y otros con resignación e impotencia, a la espera del resultado de las elecciones presidenciales más abiertas de la historia reciente, en la que cuatro candidatos tienen posibilidades de pasar a la segunda vuelta.
El liberal Emmanuel Macron, la ultraderechista Marine Le Pen, el conservador Francois Fillon y el izquierdista Jean-Luc Mélenchon parten, según los sondeos, con posibilidades de pasar a la segunda vuelta del próximo 7 de mayo entre los 11 aspirantes en carrera.
Alá Yapó, taxista parisino de 51 años, arrancó su jornada bien temprano y fue a votar antes de comenzar a trabajar: "Voté por Mélenchon, los otros me enervan", afirmó en declaraciones a Télam este hombre originario de Costa de Marfil, quien tiene la esperanza de que el candidato izquierdista del movimiento Francia Insumisa llegue al balotaje.
"Creo que será la sorpresa, me gustan sus propuestas, llevo 35 años en Francia, y desde que voto siempre lo hice por la izquierda", explica mientras conduce su taxi por las callejuelas de París en busca de un colegio electoral. "Francia no es racista, la izquierda siempre trabajó para unir el país", apunta.
"No estoy muy nervioso por el resultado, pero si Mélenchon no pasa y y pasa Macron, no se qué voy a hacer, será todo un problema, porque él no me gusta nada y tampoco votaré a Le Pen", añade, en referencia al candidato del ultraderechista Frente Nacional (FN) francés.
A las puertas de una escuela maternal situada en la rue de la Grande Batelíere, en el distrito 9, cerca de la Opera y los grandes almacenes de París, la cola para votar era bastante larga antes del mediodía, no paraba de entrar y salir gente.
Gente joven, mayor, madres y padres acompañados por sus hijos, baguette en mano, esperaban su turno para tomar una decisión que para muchos franceses está siendo extremadamente difícil.
Ante la situación de empate técnico entre el liberal Emmanuel Macron, la ultraderechista Marine Le Pen, el conservador Francois Fillon y el izquierdista Jean Luc Mélenchon, no todos creen que puedan votar por lo que cree, sino de que se ven obligados a votar para evitar que Francia tome el rumbo equivocado.
Macron y Le Pen son los que lideran al carrera al Elíseo, pero Fillon y Mélenchon también tienen chances de llegar.
El peor escenario posible que temen algunos votantes es una segunda vuelta entre Le Pen y Fillon, mientras otros quieren evitar tener que elegir entre la candidata del FN y el de Francia Insumisa, dos extremos.
"Si pasa Le Pen y Mélenchon me muero", confió a esta periodista un joven de nombre Leonardo, votante de Macron.
"Voté a la izquierda y espero que mi candidato pase, sino votaré en blanco en la segunda vuelta", dijo por su parte Momilo Marcovick, un hombre de origen serbio que no quiere "mancharse las manos" votando a Fillon o a Le Pen, el primero involucrado en corrupción, y la segunda, xenófoba, según explicó.
"Acabo de votar a Macron, no es que me guste, pero ante la incertidumbre que hay creo que es el que más chances tiene de vencer a Le Pen en el balotaje", dijo Jennifer Bomeden, de 24 años, con sensación de impotencia, al salir del colegio maternal junto a su pequeña hija.
"Yo voté a Fillon porque creo que Macron es muy blando, y Fillon es el que pueden imponerse más fácilmente en segunda vuelta", señaló, Audrey, otra mujer que votó en el mismo lugar.
Marine Flammier, de 25 años, también apostó por Macron pero no sólo porque considera que es el tienen más posibilidades de convertirse en presidente sino porque le gustan sus ideas y su programa.
"Espero que se convierta en el próximo presidente de Francia, estoy muy ansiosa por conocer los resultados de hoy", apuntó.
"Ha sido una decisión muy difícil, creo que la gente está muy decepcionada, está votando sin convicción", comentó a Télam Bruno Alida, un parisino que optó por una "opción centrista".
"Estoy en contra de los extremos, me parece que los políticos deben empezar a trabajar para cambiar la vida cotidiana de la gente, construir desde el diálogo, y dejar de decir cosas que nunca van a hacer", zanjó, dejando entrever que su votó fue para Macron, el candidato que aboga por una Francia europeísta, optimista y constructiva.
Las elecciones están completamente abiertas y hasta que esta noche se conozcan los resultados, muchos franceses no sabrán si el 7 de mayo tendrán que enfrentarse a una decisión aún más difícil, ya que puede sentenciar el futuro de su país y el de Europa.

Comentarios