Papa Francisco
Lunes 03 de Julio de 2017

El papa Francisco aseguró que "el hambre y la malnutrición no son fenómenos naturales"

El Pontífice envió un mensaje a la apertura de la 40 Conferencia General de la oficina de Naciones Unidas para Agricultura y Alimentación con sede en Roma.

El papa Francisco aseguró que "el hambre y la malnutrición no son fenómenos naturales", al tiempo que pidió a la comunidad internacional un "esfuerzo de auténtica solidaridad para eliminar el número de personas privadas de lo necesario para vivir".



"Todos somos conscientes de que no basta la intención de asegurar a todos el pan cotidiano, sino que es necesario reconocer que todos tienen derecho a él y que deben por tanto beneficiarse del mismo", aseguró este lunes el Pontífice en un mensaje enviado a la apertura de la 40 Conferencia General de la oficina de Naciones Unidas para Agricultura y Alimentación (FAO) con sede en Roma.



"Si los continuos objetivos propuestos quedan todavía lejos, depende mucho de la falta de una cultura de la solidaridad que no logra abrirse paso en medio de las actividades internacionales, que permanecen a menudo ligadas solo al pragmatismo de las estadísticas o al deseo de una eficacia carente de la idea de compartir", agregó el Pontífice en una carta que leyó el secretario de Estado vaticano Pietro Parolin.


"El derecho de cada persona a ser liberada de la pobreza y del hambre depende del deber que tiene toda la familia humana de ayudar de forma concreta a los necesitados", afirmó Jorge Bergoglio a través de su "número dos", que confirmó que el Pontífice visitará la FAO el próximo 16 de octubre.


Frente a embajadores y representantes de organismos internacionales, Bergoglio ratificó que "se requiere urgentemente que la solidaridad sea el criterio inspirador de cualquier forma de cooperación en las relaciones internacionales".


"Este momento de evidente dificultad debe hacernos también más conscientes de que el hambre y la malnutrición no son solamente fenómenos naturales o estructurales de determinadas áreas geográficas, sino que son el resultado de una más compleja condición de subdesarrollo, causada por la inercia de muchos o por el egoísmo de unos pocos", sentenció en esa dirección.


"Las guerras, el terrorismo, los desplazamientos forzados de personas que cada vez más impiden o, al menos, condicionan fuertemente incluso las actividades de cooperación, no son fruto de la fatalidad, sino más bien consecuencia de decisiones concretas", resaltó el mensaje de Francisco, ante un auditorio entre los que estaba el primer ministro italiano Paolo Gentiloni.


"Solo un esfuerzo de auténtica solidaridad será capaz de eliminar el número de personas malnutridas y privadas de lo necesario para vivir. Es un desafío muy grande para la FAO y para todas las Instituciones de la Comunidad internacional", aseveró al tiempo que destaco el compromiso "en primera línea" de la iglesia con ese objetivo.



Fuente: Télam

Comentarios