Accidente ferroviario
Viernes 28 de Julio de 2017

Al menos 54 heridos, uno de gravedad, en un accidente ferroviario en Barcelona

Muchos de los pasajeros ya se encontraban de pie para bajar del convoy en el momento del choque, de ahí el elevado número de heridos en el accidente.

Medio centenar de personas resultaron heridas hoy, una de ellas de gravedad, en un accidente ferroviario ocurrido en la céntrica estación de Francia de Barcelona, cuando un tren chocó contra el tope del andén.


El siniestro ocurrió a las 07:15 (02:15, hora en Argentina) cuando el tren, procedente de Sant Vicenç de Calders, Tarragona, por causas que se desconocen, no pudo frenar e impactó de forma violenta contra un tope en el tramo final de la vía 11 de la estación, informó la Dirección General de Protección Civil del Gobierno autónomo catalán.


Embed


La parte baja de la trompa de la locomotora quedó destruida por el fuerte impacto, que rompió el enganche -un bloque de hierro- y provocó el descarrilamiento del segundo vagón y la explosión de varios cristales.


Muchos de los pasajeros ya se encontraban de pie para bajar del convoy en el momento del choque, de ahí el elevado número de heridos en el accidente.


Embed


Numerosas ambulancias del Servicio de Emergencias Médicas de Cataluña acudieron en pocos minutos a la estación, situada en el céntrico barrio de El Born, y atendieron in situ a la mayoría de los afectados.


En total 54 personas resultaron heridas, una de ellas graves, y 51 fueron trasladas a hospitales de la ciudad con lesiones de diferente consideración, explicó la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, una de las primeras en acudir al lugar de los hechos. "La inmensa mayoría no son graves afortunadamente", subrayó la alcaldesa, quien calificó el choque de "aparatoso". El único herido grave tiene una contusión pulmonar, explicó poco después el consejero de Salud catalán, Toni Común, quien también se desplazó a la estación.


barcelona.jpg


El maquinista, de 31 años y con siete de experiencia como conductor de trenes, encuentra entre los heridos de menor gravedad tras haber sufrido una contusión en el tórax, indicó el Ministro de Fomento español, Íñigo de la Serna, que se desplazó desde Madrid a la estación. De la Serna aseguró que el tren accidentado había superado todas las revisiones, la última el pasado 18 de julio, y que las balizas de limitación de seguridad funcionaron "con absoluta normalidad". "Se está recabando toda la información para llevarla a la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF) para determinar las causas del siniestro", remarcó.


Lidia García, una joven que resultó herida leve, contó que viajaba en el primer vagón y estaba durmiendo cuando ocurrió el accidente: "Fue como un terremoto, pero tuvimos suerte, pudo ser peor", dijo. "No sabíamos si era una bomba o que había pasado, ya que la gente se puso a gritar y se asustó mucho", añadió sobre los momentos de tensión y pánico posteriores al accidente, que hizo temer a los pasajeros que se trataba de un atentado terrorista.


barcelona1.jpg


Otro pasajero que resultó ileso, Javier, sostuvo que muchas personas estaban de pie cuando el tren estaba ingresando en la estación y son las que resultaron más afectadas. "Con el coque nos hemos caído todos", comentó. "El tren estaba frenando, si hubiera sido entrando, las consecuencias hubieran sido peores. El tren descarriló por el efecto de la colisión", explicó el consejero de Territorio catalán, Josep Rull, en declaraciones a la prensa en la estación. Rull señaló que pudo hablar con el maquinista, que estaba en estado de shock, y que "afortunadamente" la velocidad a la que el tren entró a la estación no era alta, sino hubiese provocado una catástrofe de mayor magnitud".


El Jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy, se comunicó telefónicamente con el presidente catalán, Carles Puigdmont para interesarte sobre lo ocurrido, un gesto que el dirigente independentista agradeció a través de su cuenta de Twitter. El accidente coincidió con una huelga de los trabajadores ferroviarios de Renfe, que garantiza unos servicios mínimos, coincidiendo con la "operación salida" de las vacaciones de verano.


Comentarios