Ovacion
Miércoles 24 de Febrero de 2016

El monarca de los mecánicos

Se llama Ariel Pérez y le dice Topo. Hace más de 20 años trabaja con Omar Gurí Martínez. Junto a él celebramos un día especial.

Andrés Martino / Ovación
amartino@uno.com.ar


Hoy se conmemora, en este suelo, el Día del Mecánico. Es por eso que Ovación se metió, una vez más, en la intimidad de un taller para así celebrar, esta especial jornada, junto a los verdaderos protagonistas.  

En este caso se visitó la cocina del último campeón del Turismo Carretera, el búnker de Omar Gurí Martínez. Allí trabajan muchas personas y cada una tiene su labor. 

Uno de los más experimentados es Ariel Pérez. Le dicen Topo y hace más de 20 años que trabaja con el Supremo Entrerriano. 

— Hoy es el día y se trabaja igual a modo de festejo.
— Exactamente. No queda otra (risas).

— ¿Por qué la mecánica?
— Lo mío con la mecánica empieza con la familia porque desde chico fui a las carreras porque mi papá se dedica a los autos de carrera. Toda la vida hice esto.

— ¿Te imaginabas este presente trabajando con el campeón? 
— No la verdad que no. Es más cuando arranco lo hice en un taller chico haciendo autos de carreras, pero no profesionales. Después se fue dando todo.

— ¿Cómo fueron los inicios?
— Los inicios fueron justamente con mi padre en su taller y como se empieza en todos los talleres, haciendo cosas mínimas y después vas haciendo cosas más importantes.

— ¿Dónde estaba el taller?
— En esa época cuando empecé estaba en calle Almafuerte, por esta zona.

— El fue el primero en guiarte en esto.
— Sí, por supuesto. Él tiene gran responsabilidad porque lo que aprendí fue gracias a él, la mayoría de las cosas.

— ¿Lo mejor de la mecánica?
— Y cuando te gusta es todo. Es lindo ir a las carreras, aunque por ahí te empezás a cansar con los viajes. Es lindo estar en el taller.

— Dicen que al mecánico le encanta ensuciarse ¿Es verdad?
— No, mentira. Te ensuciás mucho más en los autos de calles porque no se desarman seguido. Un auto de carrera se desarma a cada rato. Lo mirás y no está sucio. Corre y se desarma seguido.

— ¿Cómo se da la relación con Omar Martínez?
— Trabajo hace como 22 o 23 años, por ahí. Todo se dio porque las familias nuestras se conocía de antes justamente porque el papá de él corría en auto con mi padre. Nos conocíamos bastante siendo más chicos. En esa época él vino a Paraná y puso un taller dedicado a la competición. Un día fui a ver los autos, ahí hablamos y me propuso trabajar con él. A mí siempre me gustó avanzar cada vez más y le dije que sí.

— Topo Pérez es el mejor mecánico de la actualidad, sos el campeón.
— No para nada. Siempre hay alguien mejor. Además en el auto del Gurí trabajan varios chicos no estoy sólo. Yo ayudo, estoy ahí y soy el que más experiencia tiene, pero no estoy sólo. Hay bastante gente que trabaja.

— ¿El mejor quién es?
— Es difícil decirlo porque por ahí uno no ve lo que hace cada uno. Vos estás en tu taller y no vez el día a día de lo que hacen los otros. No se puede comparara. Se ve lo que hace un equipo u otro, pero no una persona. Es muy difícil.

— ¿Cómo es la relación acá adentro?
— Es buena, pero con sus cosas como todo. Uno con su pareja es difícil la relación, imaginate acá donde somos más de 12 y se convive durante 4 o 5 días durante un fin de semana. No es fácil, pero se lleva, te acomodas se le busca la vuelta para que todo este bien.

— El mensaje para los mecánicos en su día.
— El mensaje es algo básico. Que le pongan cariño porque es lo fundamental, después los autos son complicados y más en la competición donde además dependemos del que va arriba. Es algo hermoso para todo aquel que le gusta.

— Un sueño.
— En esta profesión que yo tengo te diría que los cumplí a todos los sueños, pero no por ello voy a dejar las cosas como deben hacerse. Me gustaría algún día poder trabajar en un auto de una categoría internacional.

***
La voz del campeón

Omar Gurí Martínez tiene experiencia y conoce a muchos mecánicos. “La verdad que uno hace mucho tiempo que está en esto y hemos pasados por diferentes equipos. Todo esto para que funcione debe ser un equipo. Más allá de las tareas de cada uno en el auto de carrera, año a año se van puliendo y haciendo cosas. Es un trabajo que demanda muchas horas de taller y es sacrificado porque no sólo es el taller sino que hay muchos viajes.

El Supremo Entrerriano, como lo conocen a Martínez, se refirió a la evolución que cada uno tiene en los talleres: “Acá arrancan chicos que los hacen barriendo al principio o cebando mates. Después ves que les gusta y que se perfeccionan. De acuerdo a la capacidad de cada uno van evolucionando. Cada integrante va encontrando su lugar y se van complementando para hacer el armado y el funcionamiento en este caso de autos de carrera. 

Finalmente el piloto de Ford Falcón les dedicó unas palabras a sus mecánicos y a toso los que se dedican a este rubro: “La verdad les digo que disfruten de este día porque bien merecido lo tienen y todos, desde el que barre hasta el más capacitado. Les agradezco el esfuerzo”.

***
¿Por qué se festeja hoy?

La Secretaría de Trabajo y Previsión de la Nación, instauró en 1947 el 24 de febrero como el Día del Trabajador Automotor en todo el país. La solicitud del reconocimiento a los trabajadores del rubro la realizó el entonces secretario general del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor de la República Argentina, Adolfo García. La conmemoración está estrechamente vinculada al peronismo y al nacimiento del sindicalismo en el país. El 24 de febrero de 1946 se realizaron las primeras elecciones libres después de la Década Infame; las urnas dejaron en manos de Juan Domingo Perón el cargo de presidente de la Nación. Tiempo después, el documento del Sindicato de Mecánicos y Afines sostenía que “el arribo del justicialismo al poder político trajo aparejado un nuevo concepto de soberanía política basada en la soberanía popular”. Y destacaba que “los mecánicos argentinos instalaron esa fecha como una instancia de fuerte índole gremial, porque el 24 de febrero de 1947, el Smata llevaba dos años de trabajo sindical intenso, decidió esa fecha como el Día del Mecánico. Así, el 24 de febrero se instituyó por primera vez y de manera definitiva el día del mecánico.
 

Comentarios