A Fondo
Domingo 17 de Enero de 2016

El ministro rural que corrió el velo

De la Redacción de UNO
Carlos Damonte | cdamonte@uno.com.ar

“No hay posibilidad de alimentar al mundo del futuro sin la tecnología. La complementariedad es el camino para el crecimiento, el campo no puede estar peleado con sus clientes de los núcleos urbanos”, disparó Ricardo Buryaile al exponer en el panel El futuro de la alimentación sustentable y las economías rurales para alimentar a las grandes ciudades en Berlín. Ni falta que hace explicar las palabras del ministro de Agroindustria. Dijo las cosas bien claro: hay que producir más y mejor  achicando el nivel de conflicto por los métodos empleados. 
“Para liderar la producción de alimentos en el mundo Argentina necesita complementar el campo con las ciudades”, sentenció en otro tramo de su discursos en la denominada  Semana Verde de Europa, un foro que cada año encara la Comisión Europea para analizar el porvenir de la elaboración de comida.  
La agencia de noticias Télam dio detalles del encuentro al informar que el auditorio estaba repleto de representantes del ámbito público y privado de todo el mundo y en ese contexto  el ministro  presentó las políticas a desarrollar en Argentina para la interacción entre las zonas rurales y las ciudades en materia de seguridad alimentaria. 
Es más, el hombre del presidente, Mauricio Macri, para atender los asuntos rurales usó el espacio en el Viejo Continente para dejar saber que el país “se reinsertará” en los mercados internacionales con medidas “para incentivar el crecimiento de la producción y el desarrollo productivo de las regiones”. 
Pero, aclaró : “Lo haremos trabajando para preservar el ecosistema y evitar más migraciones internas, al mismo tiempo que tenemos que solucionar las asimetrías que se dan dentro de nuestro territorio”.  Tales declaraciones suceden mientras los dirigentes de la Federación Agraria Argentina piden a Buryaile sentarse a hablar sobre necesidades de los pequeños y medianos productores. Por caso, intentan crear una suerte de agenda de trabajo “destinada al establecimiento de iniciativas públicas”. Pero antes le hacen un mimo al ministro y dicen, de modo oficial por medio de un documento institucional: “Saludamos la apertura de espacios de diálogo y asistimos desde el 10 de diciembre a todas las reuniones convocadas por el Gobierno. Entendemos que no se pueden solucionar todos los conflictos en un mes, pero hasta aquí los anuncios no han incluido políticas activas hacia los pequeños y medianos productores”. 

Comentarios