Mundo
Lunes 29 de Febrero de 2016

El mensaje del productor de "En primera plana" al papa Francisco

Le pidió al sumo pontífice "proteger a los niños". La cinta ganó el Oscar a mejor película y está basada en un caso real sobre abusos sexuales en la Iglesia. 

“Papa Francisco, es hora de proteger a los niños y restablecer nuestra fe”, fueron las palabras del productor de la película "En Primera Plana" que anoche ganó el Oscar a mejor película.

Michael Sugar también expresó que la película le dio “voz a los supervivientes”. “ Este Oscar amplifica esa voz, lo cual esperamos se convierta en un coro que resuene y llegue hasta el Vaticano", dijo el productor.

Dirigida por Tom MacCarthy, la película cuenta la investigación del diario estadounidense Boston Globe sobre cómo la cúpula eclesiástica de la ciudad, y en particular el cardenal Bernard Law, escondieron de forma sistemática los abusos sexuales cometidos por casi un centenar de curas.

El nuevo director del periódico, Marty Baron, interpretado por Liev Schreiber, fue clave en la apuesta del diario por sacar adelante la noticia, sin importar el tiempo que pudieran durar la investigación.  

Los periodistas, encarnados por Michael Keaton, Rachel McAdams, Mark Ruffalo y Brian d'Arcy James, rastrearon las pistas día y noche, buscaron y encontraron a las víctimas y las convencieron de alzar la voz.

La investigación encontró todo tipo de trabas, principalmente la de un grupo de abogados que se negó a colaborar por haber encubierto los crímenes.  "¿Cómo es posible que actos tan espantosos hayan podido ser perpetrados durante décadas sin que nadie los haya denunciado?", se preguntó hace poco el director.

 Cuando todo estaba listo para publicar, la noticia sobre los atentados contra las Torres Gemelas de Nueva York obligaron a postergar el reportaje.  Los afectados se sintieron engañados y los periodistas tuvieron que hacer malabarismos para mantener su confianza. 

La investigación salió finalmente a la luz a principios de 2002, provocando un escándalo mediático, social y político que ayudó a revelar otros crímenes sexuales cometidos por el clero en otras partes del mundo, como en Irlanda.  Unas 1.500 personas terminaron por reconocer haber sufrido abusos. 

Comentarios