Ovacion
Miércoles 25 de Mayo de 2016

El mejor aullido de La Hiena se dio en Brasil

Giuliana Cosnard se consagró campeona del mundo ante Patricia Silva. Ahora va por el cetro argentino.  

Andrés Martino / Ovación
amartino@uno.com.ar


Giuliana Cosnard está atravesando uno de esos momentos difíciles de repetir en el mundo deportivo, donde generalmente son más las frustraciones que las alegrías. 

Hace poco, en territorio brasileño, se consagró campeona del mundo de muay thai ante la local Patricia Silva. Fue por fallo unánime en San Pablo, donde la entrerriana, de tan solo 21 años, logró abrazarse a la gloria. 

Hoy, en su ciudad natal, disfruta el logro alcanzado, pero no descansa ya que con el cinto en su poder los desafío que se vienen son varios y más que interesantes. 

Ayer La Hiena pasó por UNO. Mostró el cinturón de monarca del mundo y además repasó sensaciones de un hecho histórico para la provincia.

“No te mentí y lo traje para Paraná (se lo prometió a Ovación en la previa). Era mi objetivo y lo traje. Hicimos mucho esfuerzo para lograr esto y lo pudimos conseguir. La verdad que todavía no lo puedo creer porque llegó tan rápido mi sueño. Lo estoy disfrutando a pleno y quiero que se quede conmigo para siempre. Ahora tengo que defenderlo y lo vamos a hacer de la mejor manera”, dijo la buena luchadora del Profighter Training Center. 

A la hora de repasar el combate decisivo ante la brasileña, la paranaense recordó: “Me sentí bien visitante, pero bien. Los resultados fueron unánimes como veníamos esperando que resulten. Estamos muy contentos por el resultado más que nada. Sabíamos de antemano que lo ganábamos y estamos muy contentos por la pelea que hicimos más que nada”.

Cosnard, como pasa en esto casos, no quiere dejar a nadie afuera y lo comparte con todo su entorno. “Lo comparto con mi familia más que nada, mi mamá, mi hija, mi novio y mis amigos. Están todos muy contentos por mi logro. Esto me incentiva para seguir por más y no quiero parar nunca porque es lo que me encanta hacer”, cerró.

Otro protagonista es Alan Preisz. Su entrenador también disfruta de esta conquista en territorio visitante. “Yo estaba seguro de que lo ganábamos por cómo se preparó y por las aptitudes de Giuliana. Ella tiene muchas ganas. Yo también cumplí un sueño porque sacar un campeón del mundo como entrenador no es poco, es mucho”, dijo y agregó: “Igualmente esto fue disfrutarlo el lunes y el martes ya ponerse a pensar en los próximos objetivos porque ella ahora va por el título argentino de muay thai en otra organización y otra categoría ante la mejor del país, que se llama Yanet Maestrojuan. Será en tres semanas. Esto es así y es fruto de un trabajo serio y responsable. Ahora viene lo más difícil, que es sostener lo conseguido”.

Está claro que una cosa es vivirlo arriba del ring y la otra es estar abajo. Las tensiones son totalmente diferentes. “Es mucho más difícil estar abajo del ring que arriba. Tuve las dos experiencias y las verdad que es más complicado abajo porque no podés hacer nada. Lo único es que traté de hacer lo que vos observás de afuera. Los de afuera son de palo. Es muy difícil estar abajo. De todos modos fue muy lindo y esperamos tener otras oportunidades como esta”. 

Este logro no solo lo festejan los protagonistas directos en cuestión, sino también aquellos que en Paraná luchan por l crecimiento de estas artes marciales. “Esto es a nivel general. Las artes marciales, con el MMA que junta todo, están de parabienes con esto. Esto es histórico para Paraná y para el país porque es la primera argentina que salió campeona mundial de muay thai, de visitante, en San Pablo y con todo el público en contra. Realmente tuvimos a todos en contra y fue muy loco escuchar el silencio del estadio cuando terminó la pelea. Todos estaban callados. Fue lindo y lo disfrutamos los dos”.

Comentarios