La Provincia
Jueves 20 de Agosto de 2015

El médico David Vainstub se abstuvo de declarar en la causa por robo de bebés

Uno de los socios de Instituto Privado de Pediatría (IPP) de Paraná se presentó este jueves ante el juez federal Leandro Ríos. Sabrina Gullino Velenzuela Negro, junto a H.I.J.O.S., reclaman algún dato para encontrar a su mellizo desaparecido. 

Este jueves por la mañana el médico David Vainstub, uno de los socios del Instituto Privado de Pediatría (IPP) de Paraná, se presentó a declaración indagatoria ante el juez Leandro Ríos, en la causa por robo de bebés, la cual investiga su presunta participación en la sustracción y la sustitución de la identidad de Sabrina Gullino Valenzuela Negro y su hermano mellizo, hijos de detenidos-desaparecidos durante la última dictadura cívico-militar.

El médico hizo uso de su derecho a no declarar y ahora el magistrado deberá decidir su situación procesal, en un plazo de 10 días.

Para este viernes está citado a prestar declaración indagatoria Jorge Rossi, otro de los socios de la entidad médica. Estos dos profesionales se suman a Miguel Torrealday, quien ya cuenta con procesamiento firme de la Cámara Federal de Apelaciones de Paraná. El cuarto socio, Ángel Luis Schroeder, falleció en 2014.

Desde las 10 de este jueves, en la puerta de la Cámara Federal de Apelaciones, en calle 25 de Mayo 256, se encuentra Sabrina Gullino Valenzuela Negro, quien busca a su hermano mellizo desaparecido, junto a la agrupación Hijos e Hijas por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio (H.I.J.O.S.) Regional Paraná exigiendo "que los propietarios del Instituto Privado de Pediatría hagan memoria y aporten datos útiles para la búsqueda de mi hermano mellizo, que fue dado de alta de esa clínica el 27 de marzo de 1978 junto conmigo”, contó Gullino a UNO.

La abogada querellante de la causa, Sofía Uranga explicó a UNO: "El motivo de esta intervención es más que nada para que se conozca que hubo personas civiles implicadas en la última dictadura militar. Queremos que el hecho de que estos médicos declaren ante la Justicia no pase desapercibido y, como nosotros no podemos entrar a la declaración indagatoria y sólo está Vainstub con el juez, exigimos memoria desde afuera". 

El hermano mellizo de Sabrina, es hijo de Raquel Negro y Tulio Valenzuela, militantes montoneros desaparecidos. Ambos nacieron en el Hospital Militar de Paraná y fueron internados con nombres falsos en la clínica de calle España. Allí fueron atendidos, dados de alta y entregados a personas no autorizadas legalmente para llevárselos. Sabrina restituyó su verdadera identidad en 2008.

Las expectativas

“Estando ya procesado Torrealday y ahora citados a prestar declaración indagatoria Vainstub y Rossi nos da la esperanza de que ellos dos puedan aportar algún dato para dar con el paradero de mi hermano mellizo. Tenemos expectativas de que estos médicos saben qué pasó y pueden hacer memoria y contar qué recuerdan”, dijo Sabrina y llamó a la comunidad a animarse a hablar, aportar algún dato o información que sepan, “todo suma”.

“Lo bueno de la declaración indagatoria es que los médicos pasan de ser 'socios del IPP' a imputados en la causa por robo de bebés. Sabemos que Rossi y Vainstub no tienen la misma complicidad que Torrealday, pero la idea sería que ellos aporten algo a la causa así avanza la investigación”, explicó Uranga y dijo que en 10 días Ríos dará a conocer si procesa, sobresee o dicta falta de mérito para los profesionales. “Tenemos esperanza de que los procesen, ya que luego de que se dictará el procesamiento a Torrealday, se sumaron varias pruebas a la causa”.

Sabrina remarcó la importancia de la situación ya que “se está hablando de cómplices civiles, de tres médicos de alta trayectoria de Paraná que estuvieron en un contexto en donde dos menores de edad, provenientes del Hospital Militar, entraron al IPP con muchas irregularidades, porque nos conocían como NN López, y estuvimos en la clínica internados y luego fuimos dados de alta del lugar el 27 de marzo de 1978. Se sabe que pagaron por nosotros y nos llevaron a lugares diferentes, es imposible que no recuerden nada”.
 

Comentarios