La Provincia
Viernes 08 de Abril de 2016

“El más afectado por los agroquímicos es el productor”

Ese fue el diagnóstico de Alfredo Bel tras la reunión de ruralistas con legisladores del Frente Para la Victoria

Dirigentes nucleados en la Mesa de Enlace de Entre Ríos recibieron el lunes a senadores y diputados del Frente Para la Victoria para abordar un amplio abanico de temas. Durante dos horas, los referentes del sector agropecuario intercambiaron puntos de vista con los legisladores sobre la situación de la lechería, el nuevo proyecto de ley de agroquímicos, la emergencia vial, el pedido para que se vuelva a discutir la ley de Conservación del Suelo y la emergencia hídrica que afecta al Departamento Islas, que va de la mano de un proyecto que pretende la exención de impuestos a productores perjudicados por la extraordinaria inundación. Además entre los tópicos abordados estuvo la realidad de las economías regionales, y en particular del sector arrocero y de la citricultura.

Visión sobre los agroquímicos

Todos los temas merecieron la misma importancia, incluso los ruralistas plantearon que se debía revisar la presión tributaria a la que consideran excesiva en relación a otras provincias. Pero una problemática que acaparó la atención en el encuentro fue el de los agroquímicos y  los diferentes puntos de vista sobre la norma vigente, su interpretación y hasta hubo algunas voces que expresaron su rechazo al proyecto del exsenador César Melchiori, con media sanción desde 2015. “Lo que ocurre hoy es la falta de control, la falta de un trabajo permanente de capacitación y seguimiento de las cosas que hay que hacer. Todo el mundo habla de lo que hay que hacer, pero el más afectado es el productor, que está trabajando, que tiene que aplicar un producto”,  opinó Alfredo Bel, dirigente de la Federación Agraria en Entre Ríos. En conversación con UNO reconoció que el campo “es parte del problema” y que por eso se debe “preservar la salud de la familia del trabajador, de quien hace las aplicaciones. No es un tema tan simple, y que digan: ‘Mirá, están envenenando las escuelas. No’. Acá hay que hacer capacitación, mucha concientización y hay que hacer un control adecuado para aquellos que incumplan la ley”.

Para el ruralista los infractores “son la minoría”, y al no implementarse un sistema de “premios y castigos cada situación que ocurre genera todo este problema social: como nadie recibe un castigo, es decir le aplican una multa o le quitan el carné o incluso hasta los profesionales que intervienen. Esto pasa porque no hay control”.

De números y el dengue

Al profundizar su interpretación sobre  la temática, Bel abordó el impacto que tienen las fumigaciones sin control en escuelas ubicadas en zonas rurales. El coordinador de la FAA en Entre Ríos explicó: “En Entre Ríos existen entre 700 y 800 escuelas rurales; las que salen a la luz por denuncias son la minoría. Lo que pasa es que hay una sensibilización en la sociedad y nosotros no estamos en contra de eso. El problema es que cuando se hace una denuncia, se mediatiza y eso lo lleva a un punto fundamentalista”.

Dentro de su abordaje alertó que varios de los productos que se emplean para combatir el dengue “son peores” en nivel de toxicidad “que los que se utilizan en la agricultura; son mucho más tóxicos”.

Bel sostuvo que interpreta el mensaje  de la sociedad en contra de la aplicación de agroquímicos, pero cuestionó la falta de “una autoridad de aplicación que haga un discernimiento concreto y preciso de las cosas”, y consideró como un paso fundamental la instrumentación de la tecnología. “Supongamos que hagamos la mejor ley, cambiemos la autoridad de aplicación, pero si seguimos con las herramientas que tiene el Estado hoy todo va a seguir igual. Porque quien infringe la ley lo seguirá haciendo”, fundamentó.

El dirigente agropecuario comentó que los legisladores opinaron que el proyecto de Melchiori no había tenido consenso y que la discusión seguirá en las comisiones de Producción y Salud Pública, Medio Ambiente Humano y Drogadicción, en la Cámara baja. “Nos parece bárbaro que esté en el debate, porque tenemos muchas cosas para aportar: en muchos lugares del país hay muchos sistemas funcionando con alertas, con mecanismos de participación ciudadana. Acá hay una condena al productor porque todo el mundo entiende que hace mal las cosas. Hay situaciones que son irregulares que hay que controlarlas y castigarlas. Y hay que premiar al que hace bien las cosas”, reflexionó.

El nuevo proyecto para regular el uso de agroquímicos, que está siendo tratado en la Cámara de Diputados, cuenta con la autoría del senador (FPV-La Paz) Aldo Ballestena. Esto sucede a pesar de que ya se había votado una iniciativa similar de su par César Melchiori en la última sesión de 2015. A diferencia de la anterior propuesta, Ballestena propone como autoridad de aplicación al Ministerio de Producción y no a Medio Ambiente.

La realidad de la lechería

Elvio Guía, director de FAA, reconoció respecto de la lechería que es un tema que requiere de intervenciones nacionales, pero pidieron que se considere, por el tamaño de las unidades productivas, que la provincia debería evaluar un aporte. Destacó que ante el crítico estado del sector  la Nación dio un salvataje por un corto lapso de tiempo.
 

Comentarios