Ovacion
Sábado 21 de Mayo de 2016

El Manchester United cortó la sequía

Los Diablos Rojos, con Marcos Rojo como titular, vencieron 2-1 a Crystal Palace en tiempo suplementario y se consagraron campeones de la FA Cup. Jason Puncheon abrió la cuenta para las Águilas, pero aparecieron Juan Mata y Jesse Lingaard para darle la victoria al equipo de Louis van Gaal, que obtuvo su primer título como técnico de Manchester.

El Manchester United cerró la temporada oficial conquistando la FA Cup ante el mismo Crystal Palace al que ya derrotó en 1990.
Una volea de Lingard a diez minutos de concluir la prórroga sentenció la final, que el United acabó con un jugador menos y con De Gea en plan estelarsalvando la derrota inmediatamente antes del gol del triunfo.
Contra corriente durante toda la temporada por las lesiones, elManchester United se vino arriba a pesar de que golpeó primero el Palace y no sucumbió ni a la fatalidad de la lesión deRashford. Al 1-0 de Puncheon respondió con Mata, todo en la recta final del choque... Y Lingard le dio el título, el primero de Copa desde 2004, en el tiempo añadido.
Los diablos rojos, a la espera de conocer qué sucederá con un Louis van Gaal que no ha cesado de proclamar su continuidad en el banquillo, no hicieronvaler su condición de favoritos, por cuanto el equipo de Alan Pardew cedió el dominio pero supo mantenerse organizado en el campo.
Empujado a la final gracias a un gol deMartial en el tiempo añadido de la semifinal frente al Everton, el Manchester United se entregó al liderazgo de Rooney y confió en la rapidez de Rashford y el propio Martial para imponer la lógica, pero aunque se acercó en bastantes más ocasiones a la meta deHennessey que el Palace a la de De Gea, el meta español tuvo tanto trabajo como el inglés.
El Crystal Palace, de hecho, protestó, y con razón, dos jugadas concretas de la primera mitad, una cuando no concedió la ley de la ventaja en una falta de Smalling a Wickhamque terminó, ya con el juego detenido, en gol y más tarde en un claro derribo del incansable Rooney a Zaha que debió ser penalti.
Fellaini de cabeza, Mata y Rashford fueron quienes más peligro llevaron por parte delManchester United en la primera mitad, que se cerró sin goles y la sensación de que el indiscutible papel de favorito de los diablos rojos empezaba a desdibujarse ante la mirada incrédula de Van Gaal.
En la segunda mitad fue aumentando el dominio del United aunque el Palace se avanzó en el marcador gracias a una gran volea de Puncheon, a los 78 minutos, que pareció condenar a los de Manchester.
Pero a través de Rooney, Fellaini, Mata y la fortuna, en apenas cuatro minutos igualaron los de Van Gaal. Una excelente jugada del capitán, un centro que bajó con el pecho el belga y remató el asturiano para llegar a la red rebotado en las piernas de Ward.
Sin Rashford, lesionado, el United intentó sentenciar con urgencias en la recta final, en un duelo ya ingobernable en el que pudo Zaha evitar la prórroga en tiempo añadido.
Pero llegada la prórroga el partido entró en una locura absoluta en que al cansancio de loseagles no respondía como se esperaría el ManU, que sufrió además la expulsión deSmalling para dirigirse a un final histérico...
Entonces, ya en la segunda parte de la prórroga, salvó De Gea el gol de Zaha e inmediatamente se inventó un zambombazo el joven Lingard para cerrar la final, dar elprimer título en tres años al Manchester United y salvar, mínimamente, a un Van Gaal cuyo futuro nadie acierta, aún, a desvelar.

Comentarios