La Provincia
Lunes 11 de Abril de 2016

El mal tiempo agrava el drama en el norte y no se reanudarán clases

El clima no da tregua y los aislamientos perjudican la asistencia. En los departamentos La Paz y Feliciano no habrá actividad escolar

Tras el 10º día de lluvia continúa en la provincia, sigue siendo dramática la situación que se vive en el norte entrerriano, con pueblos aislados, lo que dificulta seriamente las posibilidades de la urgente asistencia social.

Si bien durante el fin de semana las precipitaciones se redujeron significativamente en volumen respecto a las registradas en los primeros cuatro días, la continuidad del mal tiempo, y los altos caudales de ríos y arroyos urbanos perpetúan la grave realidad que afecta a ciudades enteras  y pueblos rurales.

En La Paz, la primera y más castigada localidad entrerriana por el fenómeno de abundantes lluvias que hizo colapsar el arroyo Cabayú Cuatiá, algunos de los evacuados retornaron a sus hogares. Sin embargo, al drama de viviendas inundadas y familias que perdieron todo, se sumaron los riesgos de desbarrancamientos en su costa sobre el río Paraná. 

En tanto, por estas horas, la mayor gravedad se da en Santa Elena y en San José de Feliciano. 

En Santa Elena, al riesgo de derrumbes y de familias evacuadas, se suma el total aislamiento de la población, que impide la asistencia social y la provisión de alimentos y productos para la vida cotidiana. Incluso es grave la situación para aquellas personas enfermas que deben ser asistidas en centros de salud, fuera de la localidad. Aislada por tierra, la comunicación en los últimos días depende de la vinculación por el río Paraná o por aire, con la dificultad por el mal tiempo.

En San José de Feliciano persisten los inconvenientes suscitados por el desborde del arroyo Feliciano. La más abultada precipitación en el Departamento –con pico de 700 milímetros en una semana, en una región que llueven, por año, 900 milímetros– ocasionó también inundaciones en la ciudad y en parajes rurales.

A raíz de esta situación, ayer desde el Consejo General de Educación se confirmó a UNO que en el Departamento Feliciano se suspenderán las actividades escolares en todos los establecimientos públicos y públicos de gestión privada durante el día de hoy, en continuidad con la medida adoptada por Circular Nº 3/2016. Asimismo, tampoco habrá clases hoy y mañana en el Departamento La Paz, el más afectado.

Pedidos

Tal vez por dificultades ocasionadas por el aislamiento o complicaciones en la logística, la ayuda social es reclamada con urgencia desde la comunidad. Se requiere desde elementos de primera necesidad, de higiene y alimentos, hasta útiles escolares.

Son muchas las instituciones y organizaciones de la sociedad que han transmitido su solidaridad y generosidad con los damnificados. Entidades como Cáritas y la Cruz Roja están llevando adelante significativos aportes, con campañas, presencia y trabajo de campo.

Cuando las condiciones meteorológicas mejoren, quedará aún mucho más por hacer y mayores necesidades por parte de los afectados por haber quedados sus viviendas debajo de las aguas. 

¿Hasta cuándo?

Las perspectivas de cambio de tiempo se fueron corriendo, permanentemente. Ahora, los últimos pronósticos prevén que la inestabilidad meteorológica persistirá al menos hasta el miércoles. Hasta esa jornada habrá probabilidad de lluvias, con mejoramientos temporarios. 

Ayer, hasta las 20, las lluvias fueron escasas en el norte, y las más importantes fueron en Paraná (11,4 milímetros) y su región.

Comentarios