Gimnasia de Concepción
Viernes 15 de Julio de 2016

El Lobo suma fútbol, algo que aún le falta

Gimnasia de Concepción jugó ayer un nuevo amistoso y fue con un pobre 0 a 0 ante Libertad de Concordia.

Gimnasia de Concepción del Uruguay empató ayer ante Libertad de Concordia, 0 a 0, en lo que fue su tercer encuentro amistoso preparatorio para el Torneo Federal A de fútbol, que aún tiene fecha incierta de comienzo. El encuentro se jugó en el estadio Núñez del Lobo uruguayense bajo una persistente llovizna. El equipo concordiense se prepara para el Federal B.

Un sabor a poco le debe haber quedado al técnico Carlos Roldán tras el tercer amistoso de ayer. Su equipo creó pocas, muy pocas, chances claras ante un equipo de una categoría inferior. Libertad llegó con mayor rodaje, con otra preparación y con más encuentros encima, eso es cierto, pero sigue siendo de una categoría inferior.

Ayer, el equipo Mensana mostró que le cuesta soltarse y adquirir más ritmo, más potencia, mayor velocidad. Casi que le falta una marcha para poder despegar completamente, producto de la dureza de la pretemporada, de la que está saliendo.

El 11 que eligió Roldán tuvo dos variantes respecto del que cayó ante el Tigre de Pedro Troglio el martes, con la salida de Lazza ingresando Musico en su lugar y de Diego Rougier en el arco por Martín Góngora. Mandó a Musico en el sector izquierdo de la línea media para que Domenez se pare como lateral. Y el medio poblando de volantes con más apego al juego que a la marca y a ir al piso para recuperar. Y en ese sector arrancó Umpiérrez, con la orden de volar cuando se hacía de la pelota. Delante de ellos Leguizamón y como punta bien marcado, Conrado Besel.

A pesar de este panorama, de la presencia mayoritaria de jugadores con buen pie, el Lobo no pudo crear chances claras ante el arco de Alvez. Y sufrió un par de veces, con la defensa volviendo mal tras rápidas salidas de la visita.

Se fue el tercer amistoso de Gimnasia, con mucho para mejorar, pero con material para hacerlo. El técnico Roldán también percibe esto. Ayer vivió a mil el partido, dando indicaciones permanentemente, enojándose mucho y remarcando cada mal decisión de sus dirigidos. Lo metido que esta el técnico en el armado del equipo y lo comprometido que se lo ve en lograr un buen rendimiento lo llevó incluso a discutir y molestarse con el cuerpo técnico rival por la demora de un cambio, porque le frenaron el juego al amistoso.

Un par de aproximaciones, siempre con Leguizamón como abanderado, que llegaron hasta ahí nomás, evidenciando mayor falta de trabajo en la creación. Cuenta con nombres para tener potencia ofensiva, pero debe encontrar un creador de juego, el enganche que los alimente. Con Padilla afuera por lesión y, a pesar de tener jugadores de buen pie como se marcó arriba, la creación de juego es la urgencia a solucionar en el Lobo de Roldán.

VOLVIÓ. Luego de la ausencia en el amistoso ante Tigre, por molestias musculares, Mauro Quiroga ingresó ayer en el segundo tiempo, reemplazando a Besel en el ataque. Por otro lado, siguen afuera Damián Bastianini, con una contractura en su muslo izquierdo, y Matías Padilla, quien se resintió de su desgarro y tendrá para más tiempo de recuperación.

REFUERZOS. Ayer en la lluviosa tarde en el Núñez, eran números puestos "un dos y un cinco" como los dos refuerzos que llegarían por estas horas al plantel del Lobo. Al menos esos puestos fueron los marcados por el cuerpo técnico, aunque la dirigencia, con presupuesto acotado, sigue haciendo números para poder sumarlos.

Comentarios