Policiales
Viernes 27 de Mayo de 2016

El juicio por el crimen en el barrio Nueva Ciudad terminó con reproches

Miguel Ángel Britos, dos de sus hijos y un sobrino aceptaron ser responsables del homicidio de José Alberto Ramírez, ocurrido el 21 de octubre de 2012. 

Cuatro de los integrantes de la familia Britos del barrio Nueva Ciudad de Paraná terminaron con condenados, pero solo uno de ellos irá a la cárcel. 

Miguel Ángel Britos, dos de sus hijos y un sobrino aceptaron ser responsables del homicidio de José Alberto Ramírez, ocurrido el 21 de octubre de 2012. Ese día, los Britos andaban a los tiros como siempre. Al parecer, Ramírez les pidió que cesen con los disparos porque había criaturas en la calle y como respuesta recibió un balazo en la cabeza efectuado por Miguel Ángel, quien cumplirá una pena de nueve años y cuatro meses de prisión. En tanto que Isaías Britos,  Cristian Britos y Edgar Britos  recibieron penas de tres años de prisión condicional. 

El tribunal integrado por Elisa Zilli, Alejandro Grippo y Gustavo Maldonado evaluará si el acuerdo realizado por la fiscal Carolina Castagno y la defensora oficial Antonella Manfredi (representante  de Isaías) y el abogado privado Walter Rolandelli, quien patrocinó a Cristina, Edgar y Miguel Ángel cumple con todos los requisitos exigidos. 

La familia de Ramírez se mostró muy dolida. La víctima se encontraba en el frente de su vivienda, sita en calle Darwin al final, casa del barrio Nueva Ciudad pidiéndole al imputado que dejaran de disparar cuando lo atacaron. “Hubiese preferido ir a visitar a mi papá a la cárcel y no al cementerio”, dijo la hija a la fiscal. 

Comentarios