A Fondo
Lunes 12 de Octubre de 2015

El homenaje a Patulo Gómez

Javier Aragón / De la Redacción de UNO
jaragon@uno.com.ar


El fútbol entrerriano está atravesando un momento muy particular, con tres equipos participando del principal torneo de ascenso, y uno de ellos peleando por la posibilidad concreta de llegar a Primera.

Patronato está ahí, no baja los brazos y, con un esquema muy profesional, no le pierde pisadas a Atlético Tucumán. Juventud Unida, también está experimentando el desafío de transitar por la primera B Nacional con un presente más que auspicioso y con un respaldo merecido de toda la ciudad de Gualeguaychú.

Resta hablar de Paraná, que el sábado en tierras mendocinas logró la permanencia en la categoría y faltando cuatro fechas se sacó de encima la mochila del descenso. Lo que viene ahora es disfrutar de este presente.

Me aboco al equipo del barrio Hipódromo porque en la previa del inicio de este torneo era el más chico del certamen, con un presupuesto limitado y donde sumando los valores era el de los contratos más reducidos, dejando entrever que era un equipo de una categoría menor.

No soy nacido en esta capital, pero me llamó la atención cómo en tan poco tiempo creció futbolísticamente El Gato, con un director técnico de pocas pulgas, lleno frases polémicas y hasta desafortunadas, pero con algo muy esencial, sabe de fútbol, sabe lo que tiene, sus limitaciones, y por eso les hizo aprender su modo de hacer rodar la pelota a sus jugadores.

Hay que decirlo con todas las letras, Paraná no viene jugando bien en las últimas fechas, pero logró el objetivo de quedarse por un año más en la PBN, que no es poco, porque hay que mirar de dónde se salió. Con una base de humildad, el equipo chico, con cancha chica, con una dirigencia con los pies en la tierra, hizo posible lo que pocos creían, hacer un digno campeonato. Ahora la idea es mejorar el juego y, si la suerte y el destino lo quieren, el reducido no está tan lejos. 

Creo que gran parte de este presente lleno de alegrías partió de una gran tristeza, la muerte en Corrientes de Cristián Patulo Gómez. El equipo se juramentó que por este pibe que dejó su vida en el campo de juego, como mínimo, debían responderle de esta manera dejando hasta la última gota de transpiración por la camiseta de Paraná.

Bienvenido este panorama para Entre Ríos, con un Patronato que sigue entonado y con sueños de Primera; un Juventud Unida que da pelea y por El Gato que se animó a escribir una de las páginas más exitosas del fútbol provincial.
 

Comentarios