Policiales
Martes 16 de Junio de 2015

El hombre que quiso suicidarse con sus hijos tiene graves problemas neurológicos

El director médico del hospital Delicia Concepción Masvernat de Concordia, José Luis Sigiotti afirmó que Juan Carlos Romero  “se encuentra postrado y con graves problemas neurológicos”

Juan Carlos Romero, quien provocó en abril el choque donde falleció uno de sus hijos y el otro se salvó de milagro, no será derivado al área de salud mental del hospital Heras de Concordia debido a que "si bien salió de Terapia Intensiva hace una semana y fue llevado a una sala común, no es un paciente peligroso ya que está prácticamente postrado", precisó el director médico del hospital Delicia Concepción Masvernat de la capital del citrus, José Luis Sigiotti.

Sobre el hecho, en abril pasado, Romero impactó su vehículo contra un camión causando la muerte de uno de sus hijos y lesiones graves al otro menor, quien fue dado de alta y se encuentra en rehabilitación.

En diálogo con Diario Rio Uruguay, Sigiotti mencionó que hace aproximadamente una semana Romero fue trasladado de la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) del hospital de Concordia a una sala común, pero "el paciente está prácticamente en estado vegetativo porque se encuentra postrado, no se mueve", apuntó.

El director médico del nosocomio agregó que "tiene varias complicaciones como una traqueotomía". Además, "los cirujanos le harán una gastrostomía para alimentación", es decir que le colocarán una sonda para la alimentación.

Sigiotti contó que "los kinesiólogos trabajan pero no tiene muchas respuestas, abre los ojos pero no está lucido, es como si estuviera en otro mundo".

En un principio, debido a las condiciones psicológicas de Romero, desde el nosocomio entendían que el paciente debía ser trasladado a la sala 8 del hospital Felipe Heras; pero luego el hombre sufrió complicaciones orgánicas y tuvo que ser nuevamente trasladado a la UTI, donde su cuadro se agravó.

Ahora Romero está en una sala común, pero "está con secuelas neurológicas graves, así que ahora ya no hay peligro de nada en este paciente", subrayó el Sigiotti. Aunque indicó que "de todos modos hay un custodio policial en la puerta".
 

Comentarios