Pais
Viernes 07 de Agosto de 2015

El Gobierno “trabaja muy fuerte” para superar los trastornos ocasionados por el temporal

Ya hay 1.600 evacuados y seguirá lloviendo en todo el país.  Por el desborde de los ríos Luján, Areco y Arrecifes se vieron afectadas las zonas de Pilar, San Antonio de Areco, Luján y Arrecifes.

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández anunció esta mañana que la tormenta afectó principalmente zonas del norte del conurbano y el interior bonaerense con lluvias que superaron la marca de 145 milímetros.

En su habitual encuentro con periodistas al ingresar a la Casa de Gobierno, indicó que funcionarios del Ministerio de Desarrollo Social “trabajan fuertemente con el propósito de paliar la situación de los distritos que han tenido mayores complicaciones que otros”.

Subrayó que “se sigue de cerca la situación” y acotó que “lo más importante es resolver el tema del hombre y la mujer común y que no tengan complicaciones en sus casas, ni con sus hijos y a eso estamos aportando fuertemente para que no suceda”.

Consultado si esta situación se debe a una cuestión climática o de infraestructura, recordó su planteo para "realizan un reordenamiento de las cuencas como plan maestro con la finalidad de garantizar que cada uno de los distritos tenga el tema preparado y ordenado".

"En algunos casos es necesario el dragado, en otros aliviadores y en otros reservorios de agua que les permita retener el agua en determinados lugares hasta que se morigere el tema”, explicó.

Agregó que se debe tener en cuenta que muchas veces con la “sudestada se produce un tapón natural que no deja salir el agua por lo cual provoca inundaciones en arroyos y ahí se deben buscar alternativas como aliviadores o reservorios".

Las intensas lluvias provocaron desde ayer anegamientos e inconvenientes en distintos partidos bonaerenses con casos extremos como el de Tigre, donde ante la falta de obras los vecinos se autoevacuaron y tuvieron que sufrir el ingreso de agua en sus viviendas; Luján, donde se decretó el alerta por la crecida del río homónimo, y San Antonio de Areco, también por el desborde del cauce que pasa por allí.

En ese marco la ruta nacional 8 se encuentra todavía cerrada al tránsito entre las localidades bonaerenses Solís y San Antonio de Areco debido a la acumulación de agua en la calzada por la crecida del río Areco.

En tanto, otras provincias como Tucumán, La Rioja, Mendoza y Catamarca se vieron afectadas por el viento zonda que superó los 100 kilómetros por hora y produjo voladura de árboles y problemas en el suministro eléctrico.


Fuente: Télam 

Comentarios