La Provincia
Martes 24 de Mayo de 2016

El gobierno informó que las vacunas antigripales se distribuyen regularmente en la provincia

El Ministerio de Salud negó que falten dosis en vacuntarios de Entre Ríos, aunque admitió que puede haber escasez temporaria mientras se realiza la reposición. Recomiendan a los grupos de riesgo vacunarse contra la gripe

El gobierno provincial, a través del Ministerio de Salud, informó que las dosis de vacuna antigripal se distribuyen de modo regular en los centros de salud y hospitales con vacunatorios de Entre Ríos según la reposición de stock que solicitan desde cada establecimiento. Para este año se estimaron en 150.000 las dosis que necesitará la provincia, de las cuales ya fueron distribuidas 70.000 correspondientes a la primera tanda, y se encuentra en proceso de reparto las 40.000 que llegaron el viernes último. 
Ante la cantidad de consultas que se están registrando por la supuesta faltante de vacunas en vacunatorios de la provincia, el Ministerio de Salud de Entre Ríos informó en un comunicado que la distribución de dosis "se desarrolla normalmente, según la provisión que envía Nación".  
Se indicó que "la fuerte demanda de vacunación antigripal que ejerció la población en pocos días quizás haya generado algún faltante temporario de dosis que rápidamente se va solucionando según el pedido de hospitales y centros de salud con respecto a la reposición de stock". Esto tiene que ver también con la capacidad de almacenamiento limitada que poseen los efectores para mantener a las vacunas en condiciones respetando siempre la cadena de frío indispensable, que impide de algún modo mantener reservas sobredimensionadas en los hospitales y centros de salud, se explicó. 
En este marco, el director de Epidemiología de la provincia, Diego Garcilazo, se refirió al operativo de distribución de vacunas que se desarrolla en Entre Ríos: “El encargado de la compra y el reparto por todo el país es el Ministerio de Salud de Nación, el cual tiene una cantidad asignada para cada provincia de acuerdo a las estimaciones de población de riesgo que haya. Hasta el momento, en Entre Ríos fueron 150.000 dosis las solicitadas para este año, pero puede ser que se pidan más vacunas si la necesidad así lo demanda”. 
Dada la logística que requieren las vacunas, respecto a que necesitan cumplir con una cadena de frío, las dosis que llegan a la provincia se alojan en las cámaras destinadas para tal fin y luego se empiezan a distribuir en los diferentes vacunatorios de todo el territorio entrerriano. Cada establecimiento sanitario tiene sus propias estrategias, pueden buscar las vacunas o se pueden enviar desde el Ministerio de Salud cuando no se cuenta con los vehículos adecuados. “Lo que se resguarda es que las vacunas lleguen en condiciones, a la misma temperatura desde la cámara de frío a la heladera del vacunatorio”, explicó Garcilazo. 
“En algunos lugares, por estas cuestiones operativas, puede ser que algunos días hayan tenido que recomponer los stocks de vacunas y eso a veces puede llevar un tiempo hasta volver a tener las dosis para la aplicación en vacunatorios. Vacunas todavía hay, tenemos las antigripales y las correspondientes al calendario nacional de vacunación”, señaló el funcionario. 
Grupos de riesgo
Salud recordó que la gripe o influenza es una enfermedad viral respiratoria estacional que se presenta habitualmente en los meses más fríos del año. Con el objetivo de inmunizar a la población de riesgo contra estas infecciones, se acude a la vacunación antigripal de manera gratuita en centros de salud y hospitales de la provincia. 
Particularmente, hay que tener en cuenta que la antigripal es una vacuna que esta indicada fundamentalmente a personas que estén dentro de los grupos de riesgo, ya que quienes están por fuera de este conjunto tienen menos posibilidades de sufrir alguna internación o complicación por estas enfermedades estacionales. 
Los grupos de riesgo son: los que están relacionados con la edad (menores de 2 años o mayores de 65); los que tienen que ver con algunas condiciones físicas de las personas (quienes tienen enfermedades crónicas o algunas que causan inmunodepresión); las embarazadas; y el personal de salud porque están en contacto con pacientes que pueden transmitir la enfermedad. 
"La vacuna antigripal ha recorrido muchos mitos por lo cual siempre ha sido difícil de incorporar a los grupos de riesgo. Por este motivo, desde el Ministerio de Salud insistimos a la población a que se acerque a los vacunatorios para efectivizar la inmunización”, finalizó el director de Epidemiología.

Comentarios