La Provincia
Lunes 21 de Diciembre de 2015

El gobierno asiste con ayuda material y sanitaria a las localidades afectadas por la crecida

Realizan un monitoreo constante de los ríos. En Concordia hay más de 150 familias evacuadas. La lluvia podría complicar el panorama. 

Coordinado por Gustavo Bordet, el gabinete del gobierno provincial está en contacto permanente con las localidades más afectadas por la crecida de los ríos, según informó el área de prensa de la Gobernación. Se prioriza los controles sanitarios y la asistencia con módulos alimentarios y elementos para paliar las urgencias. Este mediodía, el Comité de Defensa Civil de Concordia volvió a reunirse a fin de evaluar la situación por la crecida del río Uruguay, que ha provocado en la ciudad la evacuación de más de 150 familias.
El encuentro fue encabezado por funcionarios provinciales y municipales. Los informes técnicos indican que los valores se encuentran por debajo de lo proyectado, pero las lluvias podrían complicar el panorama.
Participaron los ministros de Salud, Ariel de la Rosa, y Desarrollo Social, Laura Stratta, el intendente Enrique Cresto, y el senador Angel Giano, entre otros. Stratta afirmó que la ayuda que envía el Estado se ajusta a las necesidades particulares de cada familia afectada.
En el Salón de los Intendentes de la Municipalidad se evaluó la situación actual del río aguas arriba y abajo del embalse de la represa de Salto Grande. El lago está recibiendo un fuerte caudal de agua producto de las precipitaciones en la cuenca media del Uruguay y está soportando una parte de la crecida, para regular lo que sucede aguas abajo. Las proyecciones realizadas el domingo hablaban de que, frente al puerto de Concordia, el agua se situaría en 13,10 metros, pero ese guarismo no se alcanzó ya que el nivel se mantuvo unos centímetros por debajo.
Al término de la reunión, Stratta precisó: “Estamos trabajando en equipo. Lo hacemos enviando todo el material que Desarrollo Social tiene a disposición (módulos alimentarios, colchones, frazadas, chapas)”. La asistencia “depende de la situación del relevamiento de la familia y de la cantidad de familias que se encuentran evacuadas”, agregó.
“Son varios los municipios y juntas de gobierno afectados, como el caso de Concordia, pero también está Concepción del Uruguay, Colón, Chajarí, Federación, hay desbordes de arroyos también en Feliciano. La costa del Paraná también está con el río alto, con coletazos de tormentas que hubo la semana anterior”, agregó al trazar un panorama de lo que ocurre en la provincia.
La titular de la cartera de Desarrollo Social destacó: “Así que el viernes de la semana anterior juramos y el sábado ya estábamos en comunicación con intendentes, presidentes de juntas de gobierno y legisladores, poniéndonos a disposición de lo que necesiten. Lo hicimos asistiendo en la urgencia, con mercadería, con colchones, con frazadas, con ropa, para llegar a aquel que se mojó y que de alguna manera u otra necesita el Estado presente y la acción en el momento”.
Por su parte, el ministro de Salud, Ariel De la Rosa, expresó que “el gobernador Bordet nos pidió que nos hiciéramos presentes con la ministra Stratta hoy aquí donde se conformó un comité operativo de emergencia por esta situación y donde interactúan diferentes entidades locales, gubernamentales y no gubernamentales”. 
Respecto al trabajo que se realiza desde el ministerio a su cargo mencionó “los controles sanitarios a la población evacuada, sobre todo en lo vinculado a la prevención de algunas enfermedades infecto contagiosas, completar calendarios de vacunación. Y después tendremos la otra tarea, que es más dura y larga, y empieza cuando el agua se retira porque generalmente quedan procesos de contaminación del agua potable, por ejemplo, que se utiliza para tomar y cocinar. Entonces todas estas cuestiones hay que trabajarlas y estar atentos para evitar algún problema puntual del orden de salud”, afirmó De la Rosa.  
Las proyecciones para los próximos días marcan que llegará hasta los 13,30 metros, pero de producirse precipitaciones como las pronosticadas, el nivel del agua llegará hasta los 13,60 metros. 
Hasta el momento, unas 150 familias (alrededor de 600 personas) permanecen evacuadas o autoevacuadas, con asistencia permanente del gobierno provincial y municipal.

Comentarios