Pais
Martes 08 de Marzo de 2016

El Gobierno aceptó cambios al proyecto para pagarle a los fondos buitres

Cambiemos logró el apoyo del massismo y el bloque Justicialista para dar dictamen al proyecto que se tratará el martes en el recinto. Bajaron el límite de endeudamiento de 15.000 a 12.000 millones de dólares.

El oficialismo, junto con el Frente Renovador y el bloque Justicialista, emitieron este martes por la tarde un dictamen favorable de mayoría para el proyecto de normalización de la deuda que busca resolver el litigio con los fondos buitre, al que se acordaron algunas modificaciones respecto a la iniciativa original girada al Congreso por el Poder Ejecutivo.
La iniciativa, que se votará el próximo martes en el recinto de sesiones, contempla derogar las leyes Cerrojo y de Pago Soberano, y autoriza la emisión de tres títulos de deuda a cinco, diez y quince años de plazo, con con tasas promedio del 7 por ciento anual, que se colocarán en el mercado internacional para obtener el efectivo con el que se abonará a los holdouts.
Las reformas al proyecto están vinculadas al límite al endeudamiento que será de 12.000 millones de dólares y no de 15.000 millones, y sobre las comisiones que cobrarán los bancos por la colocación, que no deberán superar el 0,20 por ciento, las que serán explicitadas durante la discusión del próximo martes.
La introducción de esas modificaciones permitió al oficialismo sumar al dictamen de mayoría el respaldo del Frente Renovador, del bloque Justicialista -que lo hicieron con disidencias parciales-, del bloque Social Cristiano y de Compromiso Federal, con lo cual el proyecto contaría con el voto positivo de al menos 149 legisladores cuando se trate en el recinto.
Por su parte, los bloques del Frente para la Victoria, Partido Solidario y el Frente de Trabajadores de Izquierda, con diferentes argumentos, presentaron dictámenes de minoría proponiendo el rechazo total de las negociaciones con los fondos buitres.
Las discusión en el plenario de comisiones -conducido por los titulares de Presupuesto, Luciano Laspina, y de Finanzas, Eduardo Amadeo, se extendió por espacio de más de cuatro horas, y se inició con una exposición del radical Luis Pastori en favor del proyecto impulsado por el gobierno nacional.
Pastori aseguró: "Estamos cumpliendo lo que prometimos en la campaña y fue ampliamente plebiscitado que es solucionar el problema de la deuda".
En tanto, el diputado del Frente Renovador, Marcos Lavagna, propuso modifcaciones, en un caso para que el Poder Ejecutivo informe cada tres meses sobre la deuda y en otro acápite para limitar el monto del endeudamiento. Lavagna propuso que la utilización del monto excedente del endeudamiento deberá ser potestad del Congreso a propuesta del Poder Ejecutivo, ya sea para terminar de cerrar los acuerdos con otros holdots o para otros destinos.
De esta forma, el monto del endeudamiento fue establecido en 12.000 millones de dólares como propuso el presidente del bloque Justicialista, Oscar Romero, según confiaron fuentes parlamentarias de Cambiemos.
Otra de las reformas, en este caso referida a la limitación al cobro de comisiones de los bancos colocadores, fue realizada por el secretario parlamentario del bloque radical, Miguel Ángel Bazze, quien señaló que ya estaba consensuado con el presidente de la comisión de Presupuesto, el macrista Laspina.
Por el rechazo
Desde el Frente para la Victoria, el ex ministro y actual diputado Axel Kicillof pidió suspender la emisión de los dictámenes, hasta que no haya un pronunciamiento "de un abogado del Estado que nos dé certeza que no habrá nuevas demandas contra la Argentina por 400.000 millones dólares", más allá de reconocer que en la actualidad ya no corre "la cláusula Ruffo" que contemplaba un resarcimiento a los tenedores reestructurados si se mejoraba la oferta.
Ante las palabras de Kicillof, el macrista Laspina dijo: "Me alegra que el ex ministro haya aceptado que la cláusula Ruffo no existe más" y dijo que "el Congreso es soberano para derogar la ley Cerrojo de la misma manera que la aprobó".
Otro de los puntos centrales de la discusión fue la posibilidad que se generen nuevos litigios y en ese sentido Eduardo Amadeo señaló: "Hay cuatro dictámenes que vamos traducir de los estudios de abogados que defendieron a la Argentina, donde descartan que se puedan generar nuevos juicios".
Otro de los diputados que presentó dictamen de minoría, el opositor Carlos Heller señaló que el proyecto del Gobierno "es ruinoso e inaceptable" y dijo que el 7 por ciento que no ingresó en el canje del 2005 y 2010 no lo hizo porque "tenía la pretensión de judicializar y no arreglar".
Un dato que llamó la atención fue la declaración del macrista Eduardo Conesa, quien planteó recuperar la soberanía sobre la jurisdicción ya que si Argentina "se subordina a un juez cualquiera, como el juez Griesa, se coloca en la posición de una simple municipalidad".
Por último, el legislador del Partido Obrero, Néstor Pitrola, quien también presentó un dictamen de minoría, explicitó su rechazo a "este tratamiento exprés de esta ley escrita por Griesa donde marca los tiempos del Congreso" y que "abrirá nuevo endeudamientos".
Fuente: Télam

Comentarios