Mundo
Miércoles 09 de Marzo de 2016

El Glaciar Perito Moreno está a punto de romperse

El razo Rico llegó a los 10,49 metros por encima de su cota normal y se acentuó la filtración de agua por el dique de hielo que forma el glaciar al posarse sobre la Península de Magallanes.  

El Glaciar Perito Moreno está a punto de romperse. El razo Rico llegó a los 10,49 metros por encima de su cota normal y se acentuó la filtración de agua por el dique de hielo que forma el glaciar al posarse sobre la Península de Magallanes, un proceso que, según se espera, en las próximas 48 o 72 horas producirá la ruptura total del glaciar.

El glaciar está cerrado desde octubre del año pasado, a la espera del desmoronamiento. En febrero parecía que era inminente, porque entonces la crecida del brazo Rico había llegado a los llegó a 8,60 metros, una marca mayor a la de los últimos dos rompimientos anteriores. Ahora, el agua está a unos 10,50 metros por encima de lo habitual.

Carlos Corvalán, intendente del parque, informó harán un operativo especial y que los visitantes podrán entrar de 8 a 20, pero que no permitirán que nadie pase la noche esperando la ruptura. “Por cuestiones de seguridad y porque de noche no se ve nada”, dijo. El parque habilitó un sitio para seguir el espectáculo por Internet.

La ruptura del glaciar es uno de los espectáculos más fantásticos de la naturaleza. ¿Por qué se produce? La gigantesca formación de hielo avanza sobre la península de Magallanes, bloquea, en su crecimiento, el natural flujo del agua entre el brazo Rico del Lago Argentino y el resto del lago, haciendo las veces de un dique. “El glaciar monta sobre la península y no permite que el agua pase. Por esta presión de la barrera de hielo, se genera una filtración y la misma fuerza del agua va ampliando la dimensión de la filtración hasta que se genera ese ‘puente’ que la gente visualiza en la TV”, explicó Matilde Oviedo, vocera del parque. La filtración que comenzó ayer por la mañana, entonces, el indicio de que arrancó la ruptura.
La vocera del parque explicó que este es un proceso natural, y que por eso no se puede precisar cuándo se romperá. “El glaciar es famoso no sólo por su cercanía, porque es posible verlo, sino porque este fenómeno de la ruptura pasa periódicamente. Hay épocas en que pasó cada dos años, en otras cada cuatro, y hubo períodos de 18 años en que no se rompió”, detalló.
Desde 2004, contó, las rupturas vienen teniendo cierta regularidad. Lo que no se puede predecir es si se podrá ver, porque varias veces el glaciar se rompió de noche. Así ocurrió la última vez, en 2012, cuando se rompió a las 3.45 de la madrugada. La anterior, en 2008, fue después de las 11 de la mañana del 9 de julio.

Ahora, el parque está en plena temporada, por lo que se espera que (de romperse de día) el glaciar sea visto por muchos turistas. Oviedo contó que al trascender que empezó el proceso, recibieron montones de llamadas, incluso del exterior, de gente que quería tomarse un avión para llegar a ver el fenómeno.





 

Comentarios