Ovacion
Domingo 06 de Diciembre de 2015

El fútbol entrerriano ante un día histórico

Las 19.15 es la hora señalada para el arranque del partido más importante en 37 años. Y de nuevo es el Negro el club protagonista de la gesta deportiva. El Grella se abrirá a las 16.30 para el ingreso del público. Hay 900 policías afectados al operativo de seguridad. Hoy venderán entradas.

Edgardo Comar
ecomar@uno.com.ar


A lo largo de los 102 años de vida institucional que está cerca de cumplir registra hechos trascendentes. Cuantas veces se escuchó decir que “el que viene es el partido más importante”. Esta vez no es verso; no es un declaración con el casette puesto. 
En el que disputará hoy hay un ascenso en juego. Patronato quiere volver a codearse con los grandes porque el póster del Nacional 78 está quedando un poco añejo y se presenta la gran posibilidad de renovarlo. Hoy juega su chance de dar el paso a Primera A. 
Desde las 19.15 recibe a Santamarina en el marco de la final revancha del Reducido de la B Nacional. El Negro debe remontar una desventaja de dos goles para forzar los penales. Si la diferencia es de tres o más festejará directamente evitando la ruleta. 
Fernando Espinoza será el encargado de impartir justicia. Habrá un lleno total en el Presbítero Bartolomé Grella. Televisará, en forma directa la TV Pública para todo el país y los dos canales de aire de la ciudad para toda la región.
FERVOR POPULAR. La derrota por 3 a 1 en el partido de ida, lejos estuvo de aplacar el fervor popular. “¿Vas a la cancha el domingo?” Fue una pregunta repetida en los distintos ámbitos de la capital entrerriana. 
El “si voy” se escuchó miles de veces. Bastó que el viernes se abrieran las boleterías de la Comarca Santa para que el fervor popular se pusiera de manifiesto. 
Hay una expectativa tan solo comparable con la finalísima de hace cinco años ante el mismo contrincante o cuando se juegó con River Plate, en 2012, en Santa Fe.
RATIFICA CONFIANZA. Por el trámite de los primeros 90’ que hicieron de Patrón un amplio dominador en el contexto, era aconsejable no efectuar innovaciones. 
Iván Delfino, hizo saber en la semana cuales fueron las falencias que desencadenaron en un inmerecido revés, pero lo ratificó la confianza a los mismos que arrancaron la serie en territorio bonaerense. 
En el mensaje, puertas adentro, habrá remarcado la necesidad de sostener el protagonismo de principio a fin. Basándose en el control de balón que le correspondió en el General San Martín tandilense y con la imperiosa necesidad de adosarle la eficacia indispensable para ganar contiendas y la concentración defensiva que le devuelva el cero que el arco propio no registra en las últimas cinco actuaciones. 
EL RIVAL. En la vereda de enfrente el parte tampoco arroja demasiadas novedades. Lo destacado es el anuncio de la vuelta del goleador. La participación desde el minuto inicial de Fernando Telechea se proclama en los medios de comunicación de la localidad situada a 200 kilómetros de Mar del Plata. El segundo máximo artillero de la B Nacional trabajó diferenciado en la semana, hizo un sacrificio enorme -como hace todos los días recorriendo 200 kilómetros desde Balcarce para ir a entrenar- y será titular en la ofensiva, en lugar del entrerriano Facundo Curuchet. 
El resto de los nombres serán los mismos que estuvieron de arranque una semana. Más allá de que la ventaja de dos goles sacada en su casa, Gustavo Coleoni reconoció que el nivel evidenciado no es el ideal y que si Santa quiere ser de Primera, indefectiblemente deberá mejorar su nivel. 
Hay argumentos futbolísticos que mantienen viva la esperanza. La actitud de los jugadores siempre estuvo y es otro aliciente. La gente jugará desde el tablón. El sueño de Patronato de codearse con los grandes está cerca; como nunca antes. Hay un obstáculo que superar: Santamarina. Noventa minutos por recorrer y un partido por disputar: el más importante de su larga y rica historia. 

Comentarios