Venta de armas
Viernes 10 de Febrero de 2017

El ex perito balístico del Poder Judicial se abstuvo de declarar

El perito balístico acusado de robar armas incautadas por el Poder Judicial eligió el silencio en la citación a indagatoria por la segunda causa por el mismo delito.


Antonio Daniel Vitali se presentó ayer a las 9 en Tribunales e ingresó al Juzgado de Transición a cargo de Pablo Zoff. Escuchó lo que ya sabía, que le endilgan haber robado 25 armas de fuego que el Juzgado de Instrucción N° 2 de Concepción del Uruguay le envió para peritar. Luego se levantó y se retiró del edificio donde trabajó durante más de una década como hombre de confianza de jueces y fiscales a la hora de realizar sus pericias, que en muchos casos fueron claves para arribar a sentencias.


Una perla de la jornada fue lo sucedido en el pasillo de Tribunales. Como informó UNO el miércoles, Vitali cambió de abogado defensor: estaba con Marcos Rodríguez Allende y, acorralado por las pruebas y la firmeza de la Fiscalía en buscar que el hombre termine en la prisión, se pasó con Rubén Pagliotto.


Según supo UNO, resulta que ayer la mujer de Vitali estaba en un banco esperando que culmine la instancia judicial de su marido. En un momento, el exdefensor del acusado ingresaba al salón de audiencias para los alegatos del juicio al transportista por abuso sexual, y la mujer comenzó a gritarle e insultarlo. En medio de la escandalosa situación debieron intervenir algunos efectivos policiales de la División Alcaidía y la señora casi termina presa.


Así las cosas, se aguarda el avance de esta nueva causa que suma Vitali por la desaparición de aquellas armas que estaban secuestradas en el marco de investigaciones penales. La misma se suma a la ya conocida por el escándalo desatado en 2016, por la investigación que tiene a Vitali como jefe de una banda que sacaba las armas del Depósito y las vendía o alquilaba en el ambiente delictivo.

Comentarios