Fútbol
Viernes 30 de Diciembre de 2016

"El Estado no debe mantener más el fútbol"

Marcelo Fuentes se mostró a favor de la culminación del Fútbol Para Todos. "Hay gente que tiene hambre", dijo.

Sereno, tranquilo, distendido, pensando bien cada pregunta recibida antes de emitir una respuesta. Mirando fijo al ocasional interlocutor tal vez con el fin de mostrar mayor convicción en su relato. Marcelo Fuentes dejó la dirección técnica de Central Córdoba de Santiago del Estero, en la B Nacional, para regresar a Paraná; ciudad a la que siente suya. Habla de "nuestros clubes", cuando hace referencia a Patronato, Atlético Paraná e incluso Juventud Unida de Gualeguaychú. No solamente hizo referencia a las citadas entidades, sino también la complicada situación que atraviesa el fútbol en general. Elogió la política deportiva desarrollada por la gestión de Sergio Urribarri: "Sin ella hubieran sido imposibles los logros que se obtuvieron", dijo. Se mostró a favor de la culminación del programa Fútbol Para Todos: "Hoy la sociedad tiene otras prioridades". Marcelo Fuentes, en la comodidad que entrega el hotel Plaza Jardín de la capital entrerriana mantuvo un mano a mano con Ovación en el que abordó innumerables temas. Su dialéctica está a la par de sus experiencias dentro de El más popular de los deportes. Una sugerencia para el consumidor de UNO: lectura obligatoria.

Después de sonreír y bromear con el encargado de tomar las postales que ilustran la nota: "Si es posible sacame con pelos", llegó a decir, llegó el interrogatorio.

Más allá de que el fútbol a nivel organización pasó por momentos complicados, la situación de crisis que hoy atraviesa es muy compleja: "Generalmente vamos a la cancha a ver jugadores, sistemas tácticos impuestos por lo entrenadores, pero hoy como nunca estamos todos estamos muy pendientes del tipo de partido que cada dirigente juega en la AFA, porque son los que van a generar las condiciones y la estabilidad necesaria dentro de un fútbol que creo que hay que reinventarlo. Serán bienvenidas todas la capacidades que puedan aportar los dirigentes y que sirvan para sacar al fútbol del duro momento por el que está atravesando", sostuvo. "Hubo otras situaciones de crisis en años anteriores, pero creo que es la primera vez que estamos tan pendientes del rol que juegan los dirigentes de los clubes", prosiguió.

Para muchos la salida de Grondona implicaba la solución inmediata de las dificultades que afectaban a la Asociación del Fútbol Argentino y las instituciones que la componen. El transcurrir del tiempo está mostrando lo contrario: "Generalmente se dice que cuando hay una conducción tan fuerte como la que ejerció Grondona y hoy nos damos cuenta de todo lo que manejaba, puede resultar bueno un alejamiento. Lo que hoy me sorprende es no ver una dirigencia con poder de convicción al momento de tomar determinaciones necesarias. Veo que no se sabe lo que se quiere en cuanto a organización. La falta de una conducción visible magnifica las capacidades que tenía Grondona o los desmanejos que hizo dentro del fútbol".

El ex DT de Patronato, avala la no continuidad de la subvención del fútbol a través de los dineros del Gobierno: "Creo que el Estado no debe seguir esponsorizando el fútbol. Hoy hay otras prioridades para los gobernantes, que más que nunca deben ocuparse de cumplir con un rol social. Hoy veo gente que tiene hambre; del fútbol que se encarguen las empresas privadas. No se porqué los dirigentes no cierran rápido con las empresas que quieren aportar e invertir en el fútbol para que los clubes puedan hacer frente a los compromisos que han contraído. No entiendo el por qué no se ponen de acuerdo", acotó.

Por encima de los vaivenes que envuelven al fútbol profesional, la pasión del hincha se torna inalterable: "Pasa que el fútbol en Argentina es como el básquet en Estados Unidos", remarcó. Paraná aún parece no entender la importancia de tener a Patronato en Primera A y a Atlético Paraná en la B Nacional: "Escuché ese tipo de comentarios. Es impagable tener la chance de ver en 20 cuadras a la redonda el Torneo de Primera A y la B Nacional. Particularmente disfruto esa posibilidad de ver fútbol de alta competencia en la ciudad y en Gualeguaychú, con Juventud Unida. También me gusta que Belgrano sea protagonista en el Federal B. La provincia está bien representada. Espero que los vaivenes de la AFA no afecten la estabilidad de los clubes de la zona", aseguró.

La permanencia de los entrenadores por un largo tiempo dentro de una misma entidad no es moneda corriente. Los procesos a largo plazo, no existen: "Hoy hay una presión mediática que tiene su influencia, juega su papel. El dirigente que se cruza con el hincha muchas veces se deja llevar. También existen otras presiones que llevan a una situación de desgaste y que hacen que hoy 16 técnicos o más hayan dejado sus puestos en Primera División. En mi caso dejé Central Córdoba porque creí que era el momento indicado. Había situaciones internas que así lo ameritaban. Tenía diferencias de criterios con un directivo que antes me convocó y con el fin de no generarle un perjuicio al club decidí marcharme para que empiece la pretemporada con otro DT", comentó.

Sobre cómo ve la participación de Patronato en la A, opinó: "No es fácil tener rachas positivas como las que tuvo Patronato. Hay situaciones que son lógicas de un equipo que dio un salto de calidad importante en poco tiempo. Estoy feliz de que esté consolidado. Viene ahora un semestre muy duro porque se definen las cosas importantes. Todos van a pelear por cosas importantes como campeonato o ingresos a las copas".



***
La política


La política partidaria está dentro de los clubes: "Hay que tener memoria y entender que no todo está mal y no todo está bien. La política deportiva de Urribarri fue espectacular. A todos los clubes se les dio algo. Cuando el Estado se corre no se necesitan dirigentes que vayan a esperar el cheque, sino capacidad e inventiva para generar recursos. Un ejemplo es Hollman, que trajo a Jara con su plata, lo vendió a Unión y donó el dinero a Patronato. Sin Urribarri no se hubiera logrado lo que se alcanzó en el deporte de la provincia. Pero sí se necesitan tipos como Hollman en Patronato o César Fontana en Atlético Paraná".

Sobre las innovaciones que observa en los equipos, destacó: "Creo que a todos nos gusta ver equipos con un funcionamiento como el Lanús campeón con Almirón, o Holam en Defensa y Justicia. Le puede ir bien en Independiente".


Comentarios