La Provincia
Jueves 20 de Agosto de 2015

El escrutinio definitivo despejó algunas dudas sobre las PASO

No hubo novedades de peso, pero se aclaró el mapa electoral. La mayor fortaleza del FPV está en La Paz y Feliciano, mientras flaquea Concordia. En Paraná Campaña Bordet ganó por poco y la alianza con el vecinalismo no funcionó

Carlos Matteoda / De la Redacción de UNO
cmatteoda@uno.com.ar



Tras un proceso lento se conocieron finalmente ayer los resultados del escrutinio definitivo, que viene a ratificar la percepción de que, más allá del resultado provincial, la elección se presenta reñida en varias ciudades y departamentos.

Las PASO ayudarán especialmente al oficialismo a detectar las flaquezas e intentar revertir lo que se pueda, siempre y cuando exista actitud y decisión política para hacerlo.

El resultado final para la categoría de gobernador arrojó 289.295 votos para Gustavo Bordet, 238.715  para Alfredo De Ángeli y 104.708 para Adrián Fuertes. Completan el cuadro el socialista Lisandro Viale con 15.503 y el dirigente de izquierda Gabriel Geist con 5.721. 

Sumados los ciudadanos que votaron en blanco -que fueron 174.225- y los casi 8.000 votos nulos, los porcentajes son: Bordet el 34,6%, De Ángeli el 28,5%, Fuertes el 12,5% y el voto en  blanco el 20,8%.

Una mirada es la de los resultados por departamentos. En la categoría de gobernador el Frente Para la Victoria se impuso en nueve, la alianza Cambiemos en siete y la Unión Popular en uno. Si se hubiera tratado de una elección general, la mayoría en el Senado sería del oficialismo, pero por la mínima diferencia.

En cuanto a la cantidad de votos, la diferencia departamental hace la diferencia provincial. Cambiemos ganó con holgura solamente el  Departamento Federación, donde obtuvo una diferencia de 3.254 votos. La comparación es 19.342 contra 16.088. Luego, superó los 1.000 votos de ventaja en Gualeguay, donde obtuvo 25.158 contra 24.821 votos del FPV. En el resto de los departamentos las diferencias fueron menores o exiguas en relación al electorado provincial: Victoria 918, Federal 564, Diamante 516,  Gualeguaychú 337,  y Paraná 265. En total no alcanzan a los 7.000 votos; mientras que Concordia solo triplicó esa diferencia a favor del FPV.

En el oficialismo las diferencias fueron 21.094 votos en el Departamento Concordia, 12.923 en La Paz, 8.288 en Uruguay, 4.551 en Colón, 3.026 en Feliciano, 2.744 en San Salvador, 1.677 en Islas, 344 en Tala y 278 en Nogoyá. Y a eso hay que sumarle 2.600 votos de ventaja en Villaguay, donde la fuerza más votada fue Unión Popular y el FPV quedó en segundo lugar. Total: 57.525.

Si se considera la cantidad de electores, el mayor porcentaje de aporte a la diferencia a favor del PJ no provino de Concordia, como ocurría en otras oportunidades. El FPV del Departamento Feliciano logró una diferencia sobre Cambiemos equivalente al 30,8% del electorado que participó de la elección, ya que votaron 9.830. El segundo porcentaje le corresponde a La Paz, donde la diferencia respecto de Cambiemos equivale al 28,6% del total de electores que votaron el 9 de agosto, que sumaron 45.156 personas. Recién después aparece el Departamento Concordia, con una diferencia que equivale al 21,2% de los 109.051 ciudadanos que votaron.

Un dato de estas primarias es que la elección en Concordia no fue tan favorable como se esperaba. En la ciudad de Concordia, el candidato Bordet tuvo 38.585 votos, y De Ángeli 21.505. La diferencia fue solo de 17.080 votos, por lo que se deduce que la suma de las diferentes ciudades del Departamento disimuló un poco la escasa diferencia en la otrora capital del peronismo entrerriano.

En la elección legislativa de 2013 el oficialismo orilló en Concordia, en números redondos los 58.000 votos, mientras que la segunda opción más votada fue la alianza entre el bustismo, el PRO y el Nuevo Espacio, que llegó a los 19.000 sufragios. Si bien esa diferencia de 39.000 votos se dio en el contexto de una buena elección para el oficialismo, históricamente la Capital del citrus tenía buenos números para el peronismo. 

Ya en 1995, en la disputada elección entre Jorge Busti y Sergio Montiel, se decía que el peronismo arrancaba en Concordia con una  diferencia de 30.000 votos a su favor. En aquella oportunidad el peronismo contó con  esa diferencia para ganarle ajustadamente al radicalismo (que cuestionó el resultado)  en una contexto en el cual concurrieron a votar 616.000 personas aproximadamente en toda la provincia ,puesto que el padrón electoral era mucho menor al actual.

El corte

El corte de boletas protagonista de la elección, en combinación con el voto en blanco.

En la categoría Parlamentario del Mercosur Regional se dio la combinación más potente. El candidato del Frente Para la Victoria, Cristian Bello, tuvo en la provincia unos 23.000 votos menos que  en la categoría Presidente, y unos 25.000 menos que en la de gobernador.

Asimismo, en la provincia, esa categoría tuvo un nivel de voto en blanco inesperado:  el 29,3%, ya que casi 245.000 personas tomaron esa decisión. Sin embargo para presidente el voto en blanco fue 103.000. Incluso en  el Departamento Paraná, donde el conductor radial y televisivo es archiconocido,  el voto en  blanco superó los 66.000 contra 24.000 en la categoría de presidente o  17.000 en la ciudad para intendente.

La estrategia de sumar famosos mediáticos  a las listas no parece haber dado resultado en el oficialismo. En el Departamento Paraná sacó más votos para senador la alianza Cambiemos que el FPV, pese a que el prestigioso periodista agropecuario Santiago Rinaldi se sumó a la campaña del oficialismo con ímpetu aún siendo candidato suplente de José Cáceres.  

En Paraná Campaña el oficialismo ganó la categoría de senador en las ocho ciudades donde logró más votos que Cambiemos para la Intendencia; y siempre con menos votos que el candidato a presidente municipal. Y en las cuatro ciudades donde perdió, también tuvo menos votos que el candidato a intendente. Esto incluye  a Oro Verde y Cerrito, donde como ya es habitual, el vecinalismo va de aliado del FPV excepto en los cargos municipales. Y generalmente, el peronismo queda tercero detrás de los vecinalistas y de los radicales en la puja por la Intendencia; y llamativamente, contando con los votos del vecinalismo para las categorías provinciales, también pierde en esa puja. Así ocurrió en Cerrito y en Oro
Verde. 

Cortes hubo en todos lados, y también se magnifican un poco las versiones. En en el Departamento Victoria, por ejemplo, el voto en blanco  para las categorías provinciales superó los 4.500 sobre un universo de 21.000 votantes aproximadamente. Parte de esta  circunstancia puede atribuirse a la existencia de una boleta corta para senador provincial de Osvaldo Encina, que logró casi 1.300 votos frente a los 6.500 del actual intendente, Rubén Darío Garcilazo.

La boleta corta metió la cola y resulta imposible mensurar su efecto con los datos del escrutinio, ya que habría que comparar mesa por mesa los votos de esas boletas que  llevaban generalmente solo candidato a intendente y concejales, con los votos de la misma mesa para las categorías provinciales del FPV.

Sin embargo, eso no deja de ser una hipótesis; parcialmente desmentida por el caso de La Paz. En ese municipio el urribarrismo autorizó a tres candidatos de un total de cuatro a pegar su boleta con la papeleta oficial provincial. El candidato a gobernador Bordet tuvo 8.150 votos mientras que los cuatro precandidatos a intendente del FPV sumaron  10.588. Si a esa cifra se le restan los 903 sufragios a favor del que no pudo pegar su boleta  (César Búcalo) quedan todavía 1.525 votos en blanco que corresponderían a sufragios a favor de los intendentes que sí pegaban con Bordet.

Que el FPV perdió todas las categorías provinciales y naciones en el Departamento Paraná ya se sabía antes de la difusión del escrutinio. Sin embargo quedan algunos datos, como que la lista de diputados provinciales tuvo en la capital provincial casi 9.000 votos en blanco más que la  de gobernador. Esos cuerpos iban pegados, por lo que se presume un corte importante en la nómina de la Cámara baja. Para diputados provinciales el voto en blanco superó los 40.000 mientras que para gobernador fue  31.600 aproximadamente.

Paraná Campaña

En la categoría gobernador la suma de Paraná Campaña arroja una ventaja del FPV de  3.370 votos sobre Cambiemos; lo que muestra que si bien la ventaja está muy por debajo de la que se esperaba conseguir, la derrota del oficialismo en el Departamento obedece a los números de la ciudad de Paraná.

Si se consideran los resultados de las 12 ciudades de Paraná Campaña, la ventaja a favor del oficialismo es de 22.555 votos contra 22.240 de Cambiemos. En tanto, en la suma de las 25 jurisdicciones correspondientes a juntas gobierno que se difundieron en el escrutinio definitivo, el oficialismo consiguió 3.114 votos y Cambiemos 3.055. 

En este apartado, aparecía ayer consignado en el  escrutinio definitivo dos veces el resultado de María Grande Segunda, que se tuvo en cuenta una sola vez para este cálculo. Las mayores diferencias en cantidad, no en porcentaje, fueron marcadas por Hernandarias , con 1.808 votos de ventaja;  María Grande con 657 votos; Viale con 619; San Benito con 521; Colonia Avellaneda con 515; Hasenkamp con 322 y Seguí con 262. 

Por su parte Cambiemos logró ventajas en Crespo con 581 votos de  diferencia; en Cerrito con 409; en  Oro Verde con 245; y en Villa Urquiza con  153.

En el caso de la villa turística, donde busca la reelección el intendente justicialista Alberto Gastiazoro, el FPV quedó tercero en la elección municipal con 363 votos. Unión Popular logró 364 y Cambiemos consiguió 399.

 

Comentarios