Policiales
Miércoles 15 de Abril de 2015

“El enfrentamiento de bandas es un flagelo”, dijo el juez Ruhl

Por el asesinato del bebé de 11 meses en Anacleto Medina dictaron 60 días de prisión preventiva para José Luis Palma. El juez enmarcó el crimen en la violencia y los tiroteos que se dan en Paraná

José Amado / De la Redacción de UNO
jamado@uno.com.ar


Para mantener la tensa calma que se vive por estos días en el barrio Anacleto Medina de Paraná, José Luis Palma seguirá preso durante 60 días más, período en el cual debería convocarse al juicio oral por el asesinato de un bebé de 11 meses. Byron Magallanes murió de un disparo en la cabeza el sábado por la mañana en su casa de calle Los Los Minuanes II y Gianelli. Según testigos, el hombre de 33 años, luego de discutir con el abuelo del bebé, buscó su pistola calibre 9 milímetros y la descargó contra la vivienda de la familia Sosa. Uno de los proyectiles ingresó por la ventana y mató al niño.

Los fiscales Juan Malvasio y Santiago Brugo habían pedido 90 días de prisión preventiva, atento al miedo de los testigos que deben declarar. Los defensores Miguel Cullen y Antonio Solari se opusieron por no estar fundamentado el riesgo procesal, y afirmaron que hay una historia que se debe investigar sobre el pasado y las circunstancias del hecho, signado por las rencillas entre ambas familias.

El juez Ruhl dictó la medida cautelar por dos meses e instó a la Fiscalía a avanzar rápidamente en la investigación para llegar a un juicio lo antes posible.

Los padres del bebé fallecido pidieron justicia: “Que lo pague, me quitó la vida, me quitó mi hijo, a él no le gustaría que le hagan lo mismo, yo quisiera que lo pague”, expresó el joven. En tanto que familiares de Palma, consultados por UNO, prefirieron la prudencia de no hablar para no causarle más dolor a la familia de la víctima. Un gesto a destacar en medio de tanta violencia y angustia.

En los próximos días se avanzará con las testimoniales que faltan producirse en la Fiscalía y se elevarán los informes periciales de la Dirección Criminalística.

Malvasio: “Comenzó por el más indefenso”

El fiscal Juan Malvasio relató el hecho ocurrido el sábado a las 8.30, e imputó a Palma por el delito de Homicidio simple. Recordó: “La madre del bebé, la abuela paterna y una tía paterna relataron las circunstancias de tiempo, forma y lugar del crimen, en un estado total de conmoción”, y afirmaron: “Tingacho Palma vació el cargador de una 9 milímetros  hacia el interior de nuestra casa, pudo haber matado a toda la familia”.

Sostuvo que el imputado en libertad va a entorpecer la investigación. “La tía de la beba, Anabela Sosa, mencionó con lágrimas en sus ojos que cuando el imputado comenzó a disparar le dijo ‘cortala guacho, hay chicos adentro’, y que Palma le respondió: ‘Los voy a matar a todos pero de a uno’. Lamentablemente comenzó por el más indefenso”, dijo el fiscal, y aseveró: “Eso demuestra que el imputado en libertad va a intimidar a los testigos para que mejore su situación procesal”.

Otra cuestión, enfatizó Malvasio, es que no se ha encontrado en los allanamientos realizados por la División Homicidios el arma utilizada para el ataque mortal: “El imputado pretende entorpecer la investigación, dado que el secuestro del arma va ser el elemento que ponga el broche de oro a esta acusación”. Por esto pidió 90 días de prisión preventiva, y reiteró: “Los familiares del bebé  temen por su integridad”.

Problemática

El juez de Garantías N° 2 Eduardo Ruhl dictó 60 días de prisión preventiva para Palma, y aseguró: “Este hecho se enmarca dentro de un flagelo que tenemos en nuestra ciudad desde hace bastante tiempo, que es el enfrentamiento entre bandas que no tienen reparos en utilizar armas”, la cuales luego “no aparecen y posteriormente se verifica en las investigaciones que esas mismas armas son utilizadas en otros hechos”.

“Los hechos tienen una vida e historia propias”

El defensor Miguel Cullen cuestionó que la Fiscalía no fundamentó debidamente los requisitos del riesgo procesal (peligro de fuga y entorpecimiento de la investigación) para que se imponga la prisión preventiva.

“La posible autoría sostiene la Fiscalía que surge exclusivamente de prueba testimonial y son todos familiares de la víctima, con quienes nuestro defendido y su familia tienen rencillas de antaño. Ese requisito lo funda solo en cuestiones subjetivas. No resiste la lógica hacer pretender creer que Palma estando en libertad va a amedrentar a la madre que ha perdido un bebé de un balazo en la cabeza, es imposible”, aseguró el letrado.

Sobre la entrega del arma por parte del acusado, Cullen dijo que “implicaría una suerte de anulación tácita de la prisión preventiva, ya que solo podrían salvarse de aquella quienes aporten la totalidad de los elementos necesarios para la investigación”. También aseguró sobre la imputación fiscal: “Ningún hecho es tal cual se describe en un escrito. Los hechos tienen una vida propia, una historia, tienen un barrio, una responsabilidad social, no es que Palma se levantó un día y sin mediar palabra disparó queriendo matar un bebé de 11 meses. Eso se va a probar en el juicio, así como las circunstancias, que son muy importantes”.

 

Comentarios