Paraná
Jueves 27 de Octubre de 2016

El encuentro en el Puerto demostró el crecimiento del Yoga en Paraná

El domingo se realizó la segunda jornada de "Yoga, La fuente de la felicidad" en la Sala Mayo. Participaron cerca de 120 personas que llegaron de toda la región.

La práctica del Yoga en Paraná tiene un crecimiento sostenido y el encuentro organizado por el Centro Cultural Hare Krishna Paraná ratifico la curva ascendente.

El domingo en la Sala Mayo del Puerto Nuevo se realizaron clases gratuitas que siempre estuvieron al tope de la capacidad.

Los yoguis de diferentes puntos del país aprovecharon la convocatoria para encontrarse y compartir las experiencias que viven en la vida cotidiana.

Enrique Silvano y Karina Acevedo de Hare Krishna Paraná estuvieron en la coordinación general de la jornada y contaron con la colaboración de las profesoras: Susana Estela Popp, Nora Netto, María Juárez, Mercedes Sosa, Mariel Visconti, Cynthia Kelly, Lidia Viale y Cecilia Ormaechea.


Susana Estela Pop, que está al frente del espacio Rincón del Alma, consultada por UNO reflexionó: "Siempre son muy enriquecedoras este tipo de jornadas ya que uno no sabe quiénes van a participar de las prácticas a diferencia de lo que ocurre en el salón donde se les hace una ficha personal. Damos la clase con todo nuestro amor y sentido común, de acuerdo de las edades del grupo para poder cuidarlos y puedan disfrutar del Yoga. No sólo es hacer las posturas, hay que estar conectados a nivel físico y mental a través de la respiración, todo a conciencia. Así es el Yoga: físico, mental y despertando el camino hacia la espiritualidad".


yoga portada.jpg



La profesora Mariel Visconti, que todavía está contenta por la clase que dio en la Sala Maya frente a 30 alumnos, explicó su visión sobre el Yoga en la ciudad: "Creo que hay una gran tendencia del uso del Yoga para el placer de los sentidos. Musiquita, aromas, luz tenue, palabras dulces, posturas cómodas, esto engorda el ego y la vanidad".


Ella, que agradeció el encuentro del domingo, enfatizó: "El Yoga debe hacernos trabajar la fuerza de voluntad para un cambio sincero. Demostrarnos dónde hay que poner más esfuerzo, dónde hay dolores, qué nos están diciendo esos padecimientos a través del cuerpo sobre nuestras emociones o las prioridades que nos autoimponemos en la vida diaria. Cuántas excusas nos ponemos por delante para no cambiar. Ahí es donde la frase tan trillada 'no puedes cambiar el mundo, cambia vos' cobra sentido", explicó proponiendo un diálogo abierto.


El encuentro del domingo se completó con alimentación saludable que preparó el chef Gopal Das que llegó desde Córdoba para compartir sus saberes.


El cierre fue con música de la India y mantras interpretados por Arpanam (Karina Acevedo y Enrique Silvano) que compartieron con los músicos invitados Nelson Rey y el propio Gopal Das.


Todas demostraciones sirvieron para evidenciar el camino que está tomando una buena parte de la sociedad la cual está convencida de la necesidad de un cambio espiritual.




Comentarios