Derrame de Cianuro, Barrick Gold
Miércoles 21 de Septiembre de 2016

El director ejecutivo de Barrick Gold reconoce responsabilidad en el derrame de Veladero

Juan Bautista Ordoñez dijo que el derrame producido el 8 de septiembre en la mina "no debería haber sucedido si se hubieran hecho a tiempo las obras que les exigía la provincia"

Juan Bautista Ordoñez es la máxima autoridad de Barrick en Argentina y en una entrevista que publican hoy el Diario de San Juan y el Diario La Nación de Buenos Aires, reconoció que el accidente “no debería haber sucedido si se hubieran hecho a tiempo las obras que les exigía la provincia”, en referencia a la exigencia de elevar la altura de las bermas que protegen el valle de lixiviación de un derrame.


“Decididamente algo falló, porque tuvimos un nuevo incidente. Fue mucho menor que el anterior y ni yo ni la compañía queremos minimizar lo que pasó, sino dimensionar. Fue un incidente muy menor dentro de los incidentes que en general ocurren en la industria minera, pero no debería haber sucedido”, dijo el ejecutivo.


Explicó que “un trozo de hielo de aproximadamente una tonelada y media cayó por una ladera e impactó en una cañería que lleva solución con mezcla de cianuro, oro, plata y cal, produjo un desacople en las juntas de esa tubería y por allí empezó a fluir esa solución”.


Aclaró que no fue líquido lixiviante el que escapo de la zona protegida, sino que “el flujo de líquido produjo que material que está dentro del valle de lixiviación, es decir piedra, sobrepasara los límites del valle y se depositara fuera de la berma, aproximadamente 45 metros cúbicos. No fue líquido, sino piedra”.


Reconoció que ése material “estuvo en contacto con solución cianurada”, pero aseguró que fue un “evento menor” y que “los análisis pertinentes dieron que tenían bajas concentraciones” y que “procedimos a reposicionar ese material en el valle junto con el suelo que lo contuvo algunas horas y dimos aviso a las autoridades”.


Ordoñez aseguró que verificaron, tras las actividades de mitigación, que “no hubo ningún impacto, porque las pruebas indicaron que no había presencia de cianuro” y que lo que ocurrió está lejos de todo curso de agua y que "no hay ningún peligro para las comunidades”.


No obstante ello, el ejecutivo, que es la máxima autoridad de Barrick en el país, reconoció que hubo una demora en informar a la comunidad lo sucedido, aunque aseguró que a la policía minera le avisaron el mismo día en que ocurrió el derrame.


Fuente: Télam

Comentarios