Ovacion Extreme
Lunes 22 de Junio de 2015

El Día Mundial del skate se festejó como se debe, en las calles

Un grupo de skaters se reunió en la plaza 1º de Mayo de Paraná y se trasladó al skatepark público

El Día Mundial del Skate en Paraná fue bastante particular, como muchas de las cosas que pasan en esta ciudad. Lo positivo es que se mostró un sector de la juventud "movilizada atrás de una propuesta que nació desde la horizontalidad". Se convocaron los skaters para festejar su día y ocupar los espacios públicos disponibles. Quizás la coincidencia con el Día del Padre le dio ese toque especial. Como sucedió en las capitales más importantes del planeta, se festejó el domingo, y la concentración fue en la plaza 1º de Mayo. A las 2 de la tarde un puñado de skaters esperaban en uno de los bancos de la plaza. Frente a la Catedral, bendecidos con los enormes rayos del sol.

Había chicos de 11 años, adolescentes, jóvenes y muchachos que están por llegar a las famosas cuatro décadas.

Mientras se armaba la concentración, que fue convocada por todos los canales de información que se utilizan en estos días, Brian Pretzel demostró el talento que tiene sobre una tabla de skate. El pibe, a los 16 años, dejó en claro que le sobran condiciones para marcar la historia del deporte en la región.

Ayer le contó a este cronista que andaba poco porque estaba juntando la plata para poder comprar una tabla nueva. La consiguió y salió a disfrutar del Go Skate Day 2015. Le metió tanta energía que cuando le cayó a un Fs Flip la marcó. La inversión de 660 pesos (la tabla pelada) duro muy poco por lo que iba a gestionar una devolución en el skateshop. Más allá de la amargura que le generó estar a punto de volver a quedarse sin tabla todavía le dura la alegría de haber ganado el premio al "mejor truco" después de bajar un 360 Flip desde el San Francisco al piso "muy prolijo y alto" describió "El Cana" a este diario. En la charla de ayer, del día después, al preguntarle por sus horarios disponibles para hacer una sesión de fotos, respondió: "Tiene que ser el fin de semana porque de lunes a viernes trabajo (es cadete en un local de reparación de celulares)" ¿Vos sos el hijo perfecto? Estudiás y trabajás — Ironizó UNO en el chat— "Jajaja... Es para juntar plata porque egreso este año", respondió el pibe que vive por Rámirez y Urquiza y estudia por la mañana en el Colegio Nacional.

Superación

Otro de los gurises que andaba con el grupo que el domingo se trasladó por algunas calles de la ciudad, desde el centro hasta el skatepark, fue Lucas. Él siempre estuvo cerca de Mariano Rubio porque los dos viven y crecen en Puerto Viejo. Marianito tiene 13 años y quedó segundo, en la categoría iniciante, del "Juego del Skate" que ganó el santafesino Federico Nolasco. El podio lo completó otro skater que vino desde Santa Fe: Gian Mazzaro.

Más allá de los premios, el skate es la superación personal y Lucas está en ese camino. El domingo llegó con una camiseta de la selección argentina de fútbol, un pantalón de buzo gris y unas zapatillas deportivas bastante maltratadas por el mismo trajín del skatebording. A la par de Brian intentó pruebas de piso sin tanta suerte pero con las mismas ganas. Cuando se armó la pateada fue uno de los primeros en salir con mucho coraje. Una vez en el parque siguió andando entre las rampas y bajo la orgullosa mirada del profe de la escuelita municipal, Rodo Pusula: "Mirá con la suavidad que está andando", murmuró. Y es verdad. Lucas quizás carece de la indumentaria que tienen muchos pero el fuego del skate, lo lleva bien encendido, dentro del corazón.

Los de siempre

En la plaza estuvo desde temprano Chano Bertone que volvió con todo al skate desde que se inauguró el parque público hace un año. Luego apareció Rodrigo Rene y el tercero de los "más grandes" fue Nahuel Manchini que enseguida se enganchó en la sesión improvisada y se puso a practicar un nosebump que bajó después de un par de tiros. Nahuel fue, quizás, el que más cómodo se sintió en la pateada porque pasó de vereda en vereda mostrando la confianza que tiene en su ollie irreverente. Para completar su día perfecto se quedó con el primer puesto en la categoría Amateur. El segundo lugar fue para José Alem; el tercer escalón del podio para el santafesino Fabricio González y también se llevó premios el cuarto mosquetero, otro santafesino, Alex Castellvi

Entre todos

Los hermanos Pusula (Rodo y Germán) estaban felices de andar por las calles de la ciudad entre tantos skaters. Rodo sacó las fotos que están dando vueltas por todos lados y Germán aprovechó que un Toyota negro entró sin permiso entre la pequeña columna de patinadores, y se hizo tirar algunos metros prendido de la puerta del alta gama. Quizás el momento más difícil para la gran mayoría fue "la bajada de Parador" en donde varios perdieron el equilibrio por culpa de la velocidad. Una vez que los caídos volvieron a las tablas, el trayecto en la costanera fue colosal. Unas 30 personas, todas juntas, llevados por la misma energía, iluminados con el mismo sol aunque en el río parece más grande, cambiaron por una vez la monotonía dominguera.

Esperando

El Cana Martín Villarruel, Amaro Chémez, músicos, sponsors, funcionario municipales, amigos y amigas de los skaters esperaron en el skatepark público para compartir un día de fiesta para muchos de los que aguardaron toda la vida ese espacio que se inauguró hace apenas un año.

Ahora habrá que ponerse a pensar en la organización de los próximos eventos que desembocarán en el Día Mundial 2016.

Comentarios