Pais
Viernes 22 de Enero de 2016

El dengue se propaga en el país y extreman medidas en Entre Ríos

En la provincia hay dos personas que contrajeron la enfermedad, más una tercera “probable” cuyo primer análisis dio positivo. Infografía.

No solo  molesta y chupa sangre. El mosquito, vector del dengue, provoca el avance de la enfermedad en numerosas provincias del país. En Entre Ríos hay dos personas confirmadas con el virus detectado: una es de Federación y otra es de Villaguay. En Paraná hay una tercera y si bien el primer análisis dio positivo y las probabilidades son grandes, aún falta la confirmación exacta. Frente a esta situación extremaron medidas de prevención y desde Epidemiología de la Provincia señalaron que la clave es evitar la acumulación de agua en recipientes adentro y afuera de cada casa.  
El director de Epidemiología de Entre Ríos es Diego Garcilazo quien dijo a UNO: “Hay dos casos confirmados en Villaguay y Federación, y uno probable en Paraná que dio positivo con una alta probabilidad de dengue, pero la confirmación va a demorar unos días”. Contó que cuando se notifica de un caso concreto, los médicos realizan un test rápido que mide los anticuerpos. En el caso de Paraná ese análisis dio positivo, pero no proporciona exactitud. “Hay mucha probabilidad, pero para la epidemiología es considerado un caso ‘probable’ y debemos esperar la confirmación, que es detectar el virus en la muestra de sangre”, aclaró Garcilazo.
Los casos entrerrianos son importados y eso significa que las personas que tienen la enfermedad fueron picadas por el mosquito en otra provincia –estiman que fue en Misiones, Formosa o Chaco– y al regresar a Entre Ríos comenzaron con los síntomas. “Por el momento, no tenemos confirmada circulación viral con casos autóctonos en la provincia”, destacó Garcilazo, aunque manifestó preocupación frente a la situación que se vive en todo el país con un brote en provincias vecinas que se suman a una época en la que se viaja de vacaciones, con la proximidad de países como Brasil y Paraguay, con condiciones climáticas de mucha lluvia y similares a las vividas en 2009. Ese año, según datos estadísticos, hubo 16 casos en la provincia y fueron registrados en el país cerca de 30.000. 
“Nos da preocupación. Si bien todos los años hay casos de dengue importado, a esta altura ya tenemos dos o tres. Esto nos alerta”, señaló Garcilazo.
Frente a esta situación explicó que se pusieron en funcionamiento protocolos de acciones en distintas medidas y etapas. “Iniciamos un alerta epidemiológico. Lo que hacemos es emitir un comunicado a todos los nodos de la provincia para que los trabajen con los municipios. Es para que estén en alerta frente a la enfermedad, a los síntomas y que notifiquen”.
En Paraná frente al caso probable de dengue intensificaron tareas de prevención, al menos así fue anunciado en las últimas horas. El objetivo es evitar que la enfermedad se propague. La persona que al parecer está infectada es de la zona de Santos Domínguez, detrás de la Plaza España, y fue internada en el hospital San Martín. En cuatro manzanas alrededor de su hogar realizaron tareas preventivas. Así, en otras ciudades de la provincia hubo municipios que comenzaron diversas tareas de concientización y de abordaje de la enfermedad con agentes sanitarios. 
El lunes el gobernador, Gustavo Bordet, articuló con municipios todo un trabajo para prevenir y evitar la propagación del dengue. “Este es un problema que debemos abordar entre todos (...) para poder resolver los casos que se presenten y evitar que se produzcan casos autóctonos en nuestra provincia”, afirmó entonces el mandatario.
El equipo del Ministerio de Salud de la Provincia trabaja en el territorio para atender en las ciudades que haga falta y se puso a disposición con toda la ayuda que sea necesaria. 
Diego Garcilazo manifestó a UNO que hay quienes asocian el dengue a las inundaciones, cuando en realidad es el agua de lluvia la que más favorece. “La descacharrización es muy importante. La gente que vive en zonas que no se inundaron también pueden tener problemas con el dengue”, dijo, y reafirmó: “El mosquito, que es el vector, está en toda la provincia y tenemos que estar atentos a la eliminación de todos los recipientes que puedan juntar agua y sobre todo agua limpia, porque ahí es donde el mosquito deja sus huevos, sus larvas, y logra que el ciclo siga. Esto es importante y no solo para las zonas inundadas, sino que abarca a toda la provincia; es la forma de prevenir la enfermedad”. 




Prevenir, ir al médico y no entrar en pánico

Frente al aumento de casos de dengue especialistas en Pediatría remarcaron la importancia de proteger a los niños de la picadura de mosquitos utilizando repelentes cuando van a estar al aire libre. También manifestaron que no hay que entrar en pánico. 
El médico Tomás Newkirk, de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) aseguró a Télam: “Más allá de la preocupación lógica por este aumento del número de casos de dengue, lo importante es no entrar en pánico, y ver si algún familiar está con un cuadro de fiebre alta, pero sin manifestaciones respiratorias”. En esos casos, recomendó acercarse a su médico de confianza, a la sala u hospital donde van habitualmente para comentar lo que ocurre a fin de realizar un análisis de sangre.
El pediatra precisó que en general los mosquitos pican más en las horas de la mañana y hacia la noche, y enfatizó que al repelente hay que ponérselo a los niños antes de ir a la plaza, o cuando van a la colonia y están al aire libre. También expresó que desde la SAP y el Ministerio de Salud  hay preocupación, pero que no hay que entrar en pánico.
Lo cierto es que ayer, mientras avanzaba la tarde y al cierre de la edición, se conocían nuevos casos de dengue confirmados por los ministros de Salud de las distintas provincias del país, tal como lo demuestra el cuadro que acompaña esta nota.
Las medidas de prevención como la descacharrización en el hogar y acudir al médico de inmediato frente a posibles síntomas son clave, como también el conjunto de medidas que puedan tomarse desde los organismos estatales para atender la problemática.

Comentarios