La Provincia
Domingo 15 de Noviembre de 2015

El debate de los presidenciables bajo la lupa de varios entrerrianos

UNO salió a la calle y recogió diversas opiniones sobre un evento inédito en la vida política nacional  

A veces con mucha lógica se sostiene que la voz de la calle es la que se ajusta más al sentido común, con valoraciones de un tenor más acertado respecto de lo que sucede en su entorno y en su comunidad. Y cuando el análisis aborda en toda su dimensión una elección presidencial y lo que ella va a deparar para un país, entran en juego otras tensiones e intereses que interpelan al sujeto, en este caso no solo reducido a su faceta personal, sino que comprende a un colectivo conformado por la familia, amigos y allegados.

Entonces conocer el pensamiento de nuestro vecino, el que cruzamos en cualquier esquina durante la semana, servirá para tener una pequeña muestra de aquello sobre lo que pretende bucear este artículo. Cómo se vivirá el primer balotaje que puede llegar a definir una elección presidencial en la historia democrática de la República Argentina. Asesorados por los integrantes de sus equipos de campaña, Daniel Scioli y Mauricio Macri, seguramente estarán abocados a ajustar los últimos detalles para salir a escena hoy desde las 21 en el Aula Magna de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Lejos de las estrategias y los recursos a los que apelarán los candidatos para mejorar su poder de convencimiento en el afán de captar más votantes, UNO se propuso conocer el pulso de la calle y del vecino de Paraná.
La primera impresión que se llevó este cronista es que en líneas generales se percibe un gran interés por escuchar a los protagonistas del balotaje, desde sus atriles y en una especie de cadena nacional que será la propaladora de sus propuestas. Aunque como contrapartida fue poca la predisposición para hablar acerca de una experiencia inédita para los argentinos desde que en 1983 Raúl Alfonsín inauguró el primer período presidencial, donde la necesidad de participación surgía con la efervescencia propia de la época.
Así todos los que respondieron a la consigna se mostraron escépticos de que bajo este formato y a una semana de la segunda vuelta, la tendencia favorable o no que puedan tener los candidatos pueda modificarse por una mala performance justo cuando millones de personas lo estarán examinando. Y si bien varios se animaron a anticipar su voto, a su vez le adjudicaron una “relativa” importancia al debate y a lo que pueda sumar en materia de propuestas. Más allá de lo que vaya a suceder en la noche de hoy cuando el reloj marque las 21 y los postulantes salten a la cancha, las expectativas en materia de audiencia son tan optimistas que se espera un alto nivel de rating.

En las gateras
Canillita de profesión, Isabel mataba el tiempo leyendo una de las revistas que vende en su puesto de la peatonal San Martín. “Los pocos comentarios que he escuchado es que el debate llega un poco tarde. Es muy a última hora y fruto del mismo podrían haber surgido muchos cuestionamientos que se podrían haber dilucidado con más tiempo. Ahora estamos muy encima”, planteó desde una mirada crítica.
En su evaluación explicó que Scioli accedió a debatir “por una cuestión de conveniencia”, y opinó que en otro escenario “no hubiera accedido”.
“No tengo dudas sobre lo que voy a votar”, y volvió a cuestionar que “Scioli acceda ahora, y no lo haya hecho antes. No me parece bien, me parece poco honesto”.
Otro de los consultados manifestó su interés en observar el debate de los aspirantes a suceder a Cristina Fernández de Kirchner. “Ya estoy decidido por quién voy a votar, pero quiero reafirmar mi decisión”, resaltó. En relación al contenido discursivo y lo que pueda deparar esta instancia inédita para la vida política argentina, señaló: “Quiero ver si hay algo que me llame más la atención y a menos que pase una catástrofe no creo que cambie mi voto”.
“Me interesa el tema Ganancias, porque soy una de las personas que aporta. El segundo tema es seguridad y el otro tema es el narcotráfico, y que últimamente en Paraná se ve que está creciendo muchísimo. Esos tres pilares me interesan mucho”, aseveró.

Detalles de la noticia
*Miguel Ángel, empleado municipal de 37 años, brindó su punto de vista acerca de un debate que promete dejar mucha tela para cortar. “Me interesa la continuidad, de seguir avanzando sobre lo construido y no volver al pasado: al 89, a la hiperinflación, a 2003 con saqueos, trueque, hambre”, afirmó. El trabajador consideró que optar por Scioli significa seguir la línea de “Néstor y Cristina” y según su óptica: “Nos va a estar brindando una seguridad de no pasar hambre, que es lo más importante que el ser humano necesita”.






*Mientras recorría la peatonal San Martín mirando ofertas en una mañana calurosa, Marta se detuvo a analizar la pulseada que se dará hoy entre Scioli y Macri. La mujer, que ya está jubilada, rompió el hielo diciendo que votará a Macri, porque “la línea de Scioli viene a ser la línea K, y no estoy conforme”. A su vez entendió que “los dos están en una balanza y vienen parejos, pero como todo en la vida, vamos a tratar de cambiar”. Adelantó que el resultado del debate puede llegar a modificar su voto: “Pero considero que Macri está proponiendo un cambio”.



*De todos los consultados, Santiago de 20 años, fue el único que prefirió mantener en reserva su voto. Después de hacer algunas apreciaciones sobre lo que representan ambos candidatos, se interesó por esta nueva modalidad, sobre todo en el aspecto técnico. “Me gustaría que los candidatos hablen con más tiempo, porque están 1 minuto y medio y no dicen nada”, analizó. Sobre lo que puede resultar de esta confrontación de ideas admitió: “La mayoría está decidida a quién votar, no creo que haya gente indecisa”.




*Esperaba en la puerta de un comercio junto a su pequeño hijo y aceptó el convite. David, técnico, dijo sentirse contrariado porque Daniel Scioli no aceptó participar del primer debate. “Para él debe ser más importante este que el anterior”, reflexionó. Expresó que desde el primer momento tuvo decidido el voto y que se inclinará por la propuesta del cambio: “Tengo la idea de que vamos a mejorar un poco nuestro gobierno”. Enseguida señaló que votará a Macri “porque sus propuestas son más convincentes”, y además resaltó la labor de gobierno del líder del PRO en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.




*Estaba apurada y si bien ante la primera requisitoria se negó a participar, Gisela, que trabaja en una empresa de limpieza, cambió de parecer y respondió a la consigna. “No me interesa ver el debate, porque todos los políticos cantan igual, dicen hermosas cosas y después no dicen absolutamente nada. Lo único en que piensan es en llenarse los bolsillos y ya estoy cansada”, se despachó. La muchacha admitió tener decidido a quién votará y que el debate no hará que varíe su parecer. “Lamentablemente el candidato que había elegido no llegó y no me queda otra que optar entre estas dos posibilidades”, subrayó. 




*Recién salía de lookearse de la peluquería y avisó que seguirá el debate para escuchar nuevamente las propuestas de los candidatos presidenciales. “No estoy muy decidida y no estoy enterada de lo que va a hacer cada uno”, aseguró Andrea, empleada pública. Estima que el cara a cara que tendrán Scioli y Macri la puede ayudar a resolver su voto. “Quiero saber qué propone el candidato del FPV, pero quiero ver qué propone”, agregó. Dijo que también pondrá atención a lo que manifiesta Macri: “No he tenido tiempo de escuchar lo que expresan los postulantes, eso es lo que falla en la información”.










 

Comentarios