La Provincia
Domingo 03 de Julio de 2016

El cobro extrabancario genera tantas críticas como adhesiones

La Bancaria de Paraná cuestionó los Entre Ríos Servicios porque "eliminan la seguridad de los usuarios". El banco defendió esta metodología

Fueron creados para que los clientes del Nuevo Banco de Entre Ríos SA puedan pagar sus impuestos y servicios con mayor comodidad. Con bocas de cobro que se distribuyen por todo el mapa provincial, la empresa Entre Ríos Servicios (ES) irrumpió en un mercado en el que ya estaban operando Rapipago, Pago Fácil, por nombrar algunas de las firmas del rubro. En sus inicios esta metodología estuvo pensada para ser instalado en estudios jurídicos y contables, pero la necesidad de ampliar las opciones para el usuario hicieron que el banco abriera nuevos puestos de atención en kioscos, supermercados, oficinas municipales, agencias de lotería y hasta servicios de remís, entre otros locales comerciales.
Claro que habilitar este servicio de cobro extrabancario requiere previamente de un convenio entre la entidad financiera y el propietario del local, por el cual este último debe cumplir una serie de requisitos. De acuerdo a la información que se puede recabar en el sitio web del banco, en la actualidad son 296 los ES habilitados en Entre Ríos, si se tiene en cuenta que además el Nuevo Bersa brinda servicios en algunas ciudades correntinas. No es nueva la tendencia mundial de realizar operaciones fuera de las sucursales bancarias, sino que se refuerza aún más a partir de las aplicaciones digitales que permiten pagar los servicios vía celular, una modalidad que se acentúa, según afirmó a UNO una fuente conocedora de la situación.
▸ Que la gente vuelva al banco
Según datos proporcionados por la Asociación Bancaria de Paraná, un negocio que se haya adherido a esta modalidad de cobro puede alcanzar una recaudación diaria de entre 200.000 y 400.000 pesos. El importante volumen de dinero que se maneja cuando se realiza este tipo de transacciones, las colas de usuarios que se forman en horarios pico y el traslado del efectivo con el fin de depositarlo representan para el gremio elementos que contribuyen a incrementar el grado de inseguridad. “Vamos a seguir peleando porque la gente vuelva al banco y que el banco desarticule este sistema de cobro”, aseguró a UNO el secretario adjunto del sindicato, Augusto Gervasoni.
“Vamos a seguir peleando porque la gente vuelva al banco y que el banco desarticule este sistema de cobro” “Vamos a seguir peleando porque la gente vuelva al banco y que el banco desarticule este sistema de cobro”
El vocero gremial criticó a las autoridades del banco por pretender querer reducir los costos al no hacerse cargo del cobro de impuestos y servicios en sus instalaciones. “Han decidido ampliar el negocio”, objetó.
Se trata de la punta de un iceberg que deja ver apenas una parte de un debate más amplio, y que en el caso de la entidad gremial plantea una revisión del sistema. En primer lugar, Gervasoni señala que para abrir una sucursal bancaria se tienen que cumplir ciertas medidas de seguridad. “El usuario cuando iba al banco se sentía resguardado, no solo por una cuestión de clima, sino también por la seguridad. Entiendo que es el punto de inflexión más fuerte que debemos tener. Te imponen ir a pagar tus impuestos; una familia tipo con 10 facturas puede manejar montos que puede superar ampliamente los 10.000 pesos, dependiendo de sus ingresos. Estar en la cola implica estar en la calle, y es un grado de inseguridad muy alto”, advirtió el dirigente del sector.
Pese a tener una mirada crítica de la cuestión, desde La Bancaria aclararon que no tienen elementos que puedan impedir la implementación del sistema. “Es una forma bastante perversa de manejarse dentro de lo que es el sistema financiero, eliminando la seguridad de los usuarios, porque nos ha impactado la cantidad de denuncias por robos que ha habido en las colas de los Entre Ríos Servicios”, expresó con preocupación. Admitió que no se trata solamente de una mera afirmación oportunista, sino que los usuarios, e incluso propietarios de comercios donde funcionan los ES, presentaron sus inquietudes en la entidad gremial. “La administración de los consorcios de Paraná nos han elevado notas con quejas. Vamos a seguir peleando para que la gente vuelva al banco y que el banco desarticule este mecanismo”, precisó.

▸ Afirman que el ES es aceptado por la gente

“Hace 15 años o más tiempo que existen los Rapipago o Pago Fácil y nadie los cuestiona”, dijo a UNO una fuente allegada al Nuevo Bersa. En esta línea afirmó que los Entre Ríos Servicios encontraron una satisfactoria aceptación de los usuarios, atento a que se les brinda una amplia variedad de opciones de pago, a pocas cuadras de su casa y sin la necesidad de tener que ir al banco. “Casi la mitad de las transacciones ya no se hacen en las sucursales bancarias”, dijo con conocimiento de causa. De esta manera reafirmó la tendencia hacia el uso de la telefonía celular y otras plataformas para realizar operaciones financieras.
Con respecto a la preocupación de La Bancaria por el supuesto incremento del nivel de inseguridad, la misma fuente consideró que “una tómbola deja mucho más dinero que lo que se puede recaudar con una boca de cobro”.
“La gente está contenta porque no tiene que trasladarse, incluso porque puede operar mediante el cajero automático o paga sus impuestos en el kiosco de la esquina de su barrio”, se señaló.
En cualquier Entre Ríos Servicio se pueden pagar: impuestos provinciales (Automotor, Inmobiliario y sellados), impuestos y tasas municipales, AFIP, energía eléctrica, gas, agua, televisión por cable e Internet, colegios de profesionales, telefonía fija y móvil, prepagas.
En estas terminales tercerizadas no se puede abonar tarjetas de crédito e Ingresos Brutos. “Representan una ventaja para el usuario; se trata de una modalidad que ya es tendencia mundial”, se indicó.

▸ Desestiman que haya denuncias por robo
Hernán Góngora, titular de la División de Seguridad Urbana y Bancaria de la Policía provincial, negó que se hayan realizado denuncias por robos en las terminales de cobro de Entre Ríos Servicios. “Si
hubiera un hecho, y como nosotros andamos todo el día en la calle, tendría conocimiento, pero en este momento no ha habido denuncias”, deslizó. El funcionario explicó cómo se lleva a cabo el traslado de la recaudación diaria. “Todo corre por cuenta del privado, que es quien decide la forma en que va a trasladar la plata, qué medida de seguridad adopta para el local de cobro. No es lo mismo que un banco o una agencia financiera, que tienen determinadas reglas que cumplir”, graficó Góngora.







Comentarios