La Provincia
Miércoles 18 de Mayo de 2016

El Club de Pescadores reclama una limpieza urgente del arroyo Antoñico

Con la bajante del río Paran,  la basura quedó expuesta. Piden a la Municipalidad que interceda en la zona

Con la crecida del río, la basura que la gente suele tirar en el arroyo Antoñico se fue acumulando en diferentes lugares. Uno de ellos, y entre los más afectados, se encuentra  el Club de Pescadores y Náutico de Paraná, donde cantidades exorbitantes de deshechos quedaron expuestos cuando el nivel del agua empezó a descender, sobre todo en el puente de ingreso a la institución, donde pueden observarse botellas plásticas y otros recipientes, bolsas, trozos de heladeras y hasta animales muertos. 

Al respecto José Fabián Blumenblat,  vicepresidente de la entidad, comentó a UNO: “La basura es continua y diaria. Lo que provocó la creciente es que quedara contra el puente. Si no se limpia esto, con la bajante toda esa basura va a ir a parar al río”. 

Asimismo, expresó: “Está desde hace tiempo e incluso hay animales muertos con el peligro que eso supone para la salud y están a la vista desde hace meses”. 

El dirigente afirmó que desde marzo están pidiendo a la Municipalidad que limpie el lugar. “Primero hubo una tormenta fuerte y estaban ocupados con la limpieza de la ciudad y lo entendemos, después llovió, y el sábado pasado quedaron en hacer un operativo con un equipo de la comuna y solo llegaron cuatro personas en una canoa y cinco bolsas de consorcio, que las llenaron en 45 minutos y se fueron”. 

La limpieza hecha hasta ahora en el lugar, según señaló Blumenblat, fue un “trabajo de hormiga”. El dirigente recordó que hace un tiempo, con un grupo de voluntarios sacaron 35 bolsas de consorcio repletas de basura. “Era una cuarta parte de la que hay depositada en ese sitio; donde una parte se ve en la superficie, pero hasta el fondo hay cosas tiradas. Ya hemos comprobado que de manera manual no sirve, este trabajo se tiene que hacer con las máquinas que tienen en la Dirección de Vialidad, en Parques y Paseos o en el área de Limpieza”, dijo, y aseguró: “Sin retroexcavadoras, camiones y demás es imposible hacerlo, por más voluntad que pongamos los socios y voluntarios que vamos a limpiar”.

***
En la tarea


Por otra parte, Blumenblat, analizó que las tareas de limpieza que están reclamándole al municipio para erradicar los deshechos acumulados en ese tramo del arroyo Antoñico, lindante al club, es una solución de momento a un problema más complejo. 

En este sentido, reflexionó: “Ahora hay que evitar que toda esta basura pase al río. Pero después hay que hacer un trabajo de concientización, de educación de la gente, porque este es un problema de todos los días. A diario arrojan basura al arroyo y acá no es solamente gente que vive a la vera del Antoñico; particularmente he visto autos muy lujosos parando sobre el arroyo y tirando basura. Es una cuestión cultural que hay que modificar”.

Asimismo, apeló a la ciudadanía para hacer uso de los contenedores y evitar arrojar basura a los arroyos y al río. “A toda esta basura la ocasiona el ser humano con su desaprensión y su poco cuidado de la naturaleza”. 

Por último, comentó que el club está en funcionamiento tras la crecida y sus integrantes llevan adelante, con gran esfuerzo, distintas acciones por recuperar las partes que todavía están afectadas. 

“La crecida del río afectó mucho a la institución. Hay mucho deterioro edilicio; la parte de camping quedó muy dañada, con muchos camalotes y el piso muy comprometido, con gran cantidad de barro y desniveles de tierra que fue arrastrando la corriente. De reparar eso nos encargamos nosotros porque es parte del predio del club, pero sacar la basura corresponde al municipio, es su responsabilidad”, concluyó.

Quienes recorren la zona saben que más temprano que tarde se deberá sanear el lugar.

***
Un problema en toda la ciudad


El problema de la basura es de larga data en Paraná. Si bien con las grandes lluvias que castigaron la región se hizo más evidente, la contaminación de arroyos y afluentes es habitual debido a que el hábito de arrojar los deshechos en los surcos de agua es una constante.

Periódicamente distintos grupos de voluntarios, incluso acompañados por personal del municipio, organizan campañas de limpieza de las zonas más afectadas. 

Sin embargo el gran esfuerzo que realizan es prácticamente en vano si no se logran modificar las conductas cotidianas de los ciudadanos. Ya a principios de este año se llevaron adelante operativos de limpieza de residuos plásticos, recipientes, bolsas y otros materiales contaminantes del río Paraná en el sector delimitado entre Puerto Nuevo y el final de la Costanera local, que tuvo como punto de encuentro la sede del Paraná Rowing Club.

También se hicieron tareas similares de parte de la Asociación Amigos del Puerto Nuevo, que trabajó en ocasiones en la desembocadura del arroyo Las Viejas, en la zona del balneario Thompson, en un operativo conjunto con la Prefectura de Paraná, la Municipalidad, la Escuela de Canotaje y otras asociaciones y organizaciones no gubernamentales de la ciudad y que permitieron mejorar las zonas en donde intervinieron.

El fin de semana fue el turno de los integrantes de la Peña Piluncho Safari, quienes realizaron la recolección de basura en el puente de ingreso al Club de Pescadores Paraná ante la pasiva mirada de todos los que circulan por la zona, ocasión en que una cuadrilla de municipales trabajó una hora y se fue del lugar, según consignó UNO el sábado.

Se trata sin dudas de un problema que afecta a toda la capital provincial, y que requiere de un compromiso colectivo. Especialistas sostienen que la cultura de la población es indispensable para el tratamiento de los desechos y junto a la educación es una de las claves para avanzar en lograr una ciudad más limpia. 

***
Hay que evitar contaminar surcos de agua


Según publica el sitio ecoosfera.com, los efectos de la contaminación del agua afectan notablemente la salud de las personas que viven en las zonas aledañas a ríos y arroyos, y también de la sociedad en su conjunto.

La creación de productos sintéticos y el consumismo provocan un incremento exponencial de la cantidad de basura.

Comentarios