Ovacion
Lunes 09 de Noviembre de 2015

El cierre del certamen con mucha Esperanza

La cita de Preinfantil finalizó ayer con una final paranaense entre Don Bosco y Talleres. El Salesiano fue el ganador.

La 19ª edición del Torneo de sóftbol de la categoría Preinfantiles denominado Esperanzas 2015 llegó a su fin ayer por la tarde con el desarrollo de la final. 

La competencia, que había comenzado el jueves por la tarde, fue organizada por la entidad del bate que funciona en Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina  (ATSA) con el nombre de CATSA.

La actividad se jugó  en el predio sito en calle Don Bosco al final (frente al Seminario, camping FATSA, donde en  tres diamantes de juego, se vivió el torneo que ya es un clásico dentro de la categoría Preinfantil y que contó con un gran marco de chicos que jugaron bajo el lema “Un Trofeo Para Cada Jugador” . 

Se dieron cita un total de 19 equipos de diferentes puntos del país en las canchas del predio ubicado en la zona del Acceso Norte de la capital entrerriana.

La final la jugaron los equipos paranaenses de Don Bosco y Talleres. El triunfo quedó en manos de los Salesianos por 13 corridas a 9. 

La jornada de ayer habían comenzado con el cruce de Playoff entre los primeros clasificados de la instancia de grupo, que fueron también  Don Bosco y Talleres. La  victoria quedó en manos de los Salesiano al igual de la final 11 carreras a 10 y se quedaron con la llave para la definición.  

En la otra llave fue el duelo entre segundos de la instancia previa, fueron CATSA y Patronato. Los ganadores fueron los anfitriones 13 corridas a 12. El Repechaje los disputaron Talleres y CATSA, con victoria apretada por 11 a 10 de la T.

De esta manera se cerró la edición 19 de la competencia que contó con mas de 250 chicos de diferentes puntos y de una reunión que es la mejor del país a nivel Preinfanil. Luego de la final se entregaron la Copa para el ganador y más de 250 trofeos para cada chico participante de la actividad.

La cita tuvo como protagonistas también a todos los jugadores del club organizador que colaboraron en el armado de cada partido y siendo fundamentales para que todo salga en orden. 

También la Subcomisión de Padres que estuvo a cargo de la obtención de los trofeos que se entregaron y con la cantina que tuvo acorde al acontecimiento. Ellos también cumplieron un papel importante para poder llevar adelante la competencia para los más chicos.

La final entre los equipos paranaenses estuvo arbitrada por Nicolás Deu, juez nacional y que se unió a la fiesta de ATSA, ya que el reglamento a aplicado fue el mismo de la Asociación Paranaense de Sóftbol para las categorías promocionales (Preinfantil). 

La edad de los niños en el certamen de Preinfantiles fue hasta 11 años y las niñas 12 años. La pelota que contaron fue la conocida como Seguridad. 

Fue el cierre de la competencia que se había puesto en marcha en los tres diamantes especialmente armados en la entidad de la zona del Seminario de la capital entrerriana y que tuvo a 19 equipos participantes. Fue dominio de equipos de la capital entrerriana en los primeros puestos; y Villa Clara no pudo hacerse fuerte en la presente edición. Algo que venía pasando en los años anteriores.
 

Comentarios