Bullying
Miércoles 16 de Noviembre de 2016

El CGE intervino en la escuela rural de El Palenque tras el suicidio de una joven

Una estudiante de 15 años se quitó la vida y en la institución retomarán hoy las clases.

Tenía 15 años y se suicidó. Iba a la escuela de El Palenque, una rural donde asisten no más de 90 estudiantes. Dicen que la joven era líder, que empujaba para adelante. Tras quitarse la vida, la comunidad quedó sacudida. Desde la familia sostienen que hubo bullying. El Consejo General de Educación (CGE) intervino: ayer no hubo clases, pero sí una jornada con docentes. También se mantuvieron reuniones con los padres, algunos se habían autoconvocado en la institución. Desde hoy trabajarán con los jóvenes. Buscan respuestas, quieren enfrentar la situación.

Stella Maris Salas es la directora Departamental de Escuelas de Paraná y llegó hasta El Palenque con un grupo de profesionales del CGE. “Esto nos duele a todos. Es tan doloroso para la comunidad educativa; es un golpe muy duro que uno no espera”, dijo a UNO y agregó que fueron a la escuela con un grupo de apoyo y trabajaron junto a los papás de los estudiantes que se habían reunido en la institución. “Los escuchamos, tenían mucha necesidad de hablar”, sostuvo Salas, y agregó: “No queremos buscar culpables porque hay mucho que se dice. Era una chica muy querida, solidaria y por lo que comentaban en la comunidad uno no logra ver lo que les pasa a los adolescentes y a veces lo problemas de ellos no son los de uno solo, sino de todo el entorno”.

Salas sostuvo que a veces hay problemas que no se hablan, que no se cuentan, inconvenientes a la hora de la comunicación y señaló que se debe estar atento ante los cambios mínimos en los jóvenes para poder trabajarlos con tiempo.

La muchacha vivía en Paso de la Arena, paraje rural de la zona cercana a la escuela, en el Departamento Paraná. El hecho fue el jueves y el lunes los padres se juntaron en la institución. Ayer no hubo clases y recién las retomarán hoy, cuando deberán afrontar la situación.

Al parecer la chica le había contado de su determinación a una compañera, que a su vez dio aviso certero; la advertencia, luego, no llegó a tiempo. Tampoco se conocieron tantas precisiones.

Por otra parte trascendió que hubo intercambios previos de opiniones y pareceres, críticas y frases por momentos agresivas entre compañeros que tuvieron expresión en las redes sociales. También en Internet quedaron marcados indicios posibles de que, de alguna manera, daban cuenta de una posible determinación; ahora con el hecho consumado son más claros y fáciles de advertir.

Asistía a 3º año, hacía dos semanas había festejado su cumpleaños de 15. Se supo que dejó un par de notas que están en manos de la Justicia. Además era líder, así la describieron quienes la conocían y por eso, tal vez, se les haga más difícil comprender su decisión.

“Decíamos que hay que estar muy atentos, que los chicos comentan lo que les pasa, pero a veces no lo hacen con los adultos. No se sabe con exactitud qué pasó. Por eso, en estos momentos, a la familia se les hace muy difícil buscar un desencadenante y puede haber muchas causas”, sostuvo Salas, y habló de la precaución que se debe tener al momento de afrontar la problemática.

Hoy abordarán estrategias para encarar el tema junto con los estudiantes.

“Esto golpeó de diferente manera a los alumnos”, dijo Salas, y agregó: “Queremos evitar el sentido de culpa de sus compañeros”.

Como consigna, Salas dijo que no se deben buscar culpables sino saber cuáles son las situaciones que se viven, aquellas por las que atraviesan estos jóvenes porque quizás haya un sufrimiento por el que atraviesan varios. Salas dijo en general: “Pueden ser varios los que sufren por un solo compañero, por un grupo o por el contexto social en el que están. Tenemos que trabajar siempre en la prevención”.

Salas habló de salir adelante, de trabajar para evitar que otro joven tome la misma determinación. “Debemos mostrar que la vida es lo más importante que tenemos. Demostrarles que todo tiene solución, que se puede dialogar y ver que no todo es tan trágico”, agregó.

En esa zona del Departamento, la mayoría de los trabajos son rurales. “Hay chicos muy introvertidos por más que aparezcan como líderes. Tenemos que transmitirles el amor por la vida”, concluyó.


***
La familia tomó posición frente al hecho


Ayer se conoció que familiares de la joven que se suicidó denunciaron que la chica sufrió bullying. Lo hicieron a través de los medios de comunicación y en las redes sociales.

Imelda Bonsi relató que su sobrina y ahijada sufrió hostigamiento en la escuela. La mujer aseguró que la institución estaba en conocimiento de la situación y apuntó a un “grupo de chicas” que habían sido “denunciadas” previamente.

Frente al hecho actuó la comisaría de Viale quien dio intervención al fiscal en turno, Álvaro Piérola. También realizó su trabajo el médico policial y el gabinete completo de la Dirección de Criminalística. Luego, el cuerpo fue trasladado a la morgue de Oro Verde.

Fuentes allegadas a la familia aseguraron a UNO que la joven dejó dos cartas cuyo contenido aún no pudieron conocer porque están en poder de la Justicia. Sin embargo los padres y familiares de la adolescente recopilaron datos a partir de mensajes de WhatsApp, Twitter y Facebook intercambiados entre ella y sus amigas, que darían cuenta del hostigamiento por parte de un grupo de compañeras de escuela.

En las últimas horas también trascendió una carta escrita por su tía que fue publicada en las redes sociales donde da cuenta de la situación.

Comentarios