Mundo
Sábado 10 de Enero de 2015

El Centro Wiesenthal de Los Angeles criticó la "desastrosa" labor de la inteligencia francesa

Desde su sede central, la organización judía internacional dijo que los atentados contra Charlie Hebdo y la tienda kosher de París dejaron en evidencia a las autoridades: "Tendrían que haber investigado más quién entra al país"

El centro judío Simon Wiesenthal de Los Ángeles señaló este viernes que los atentados contra el semanario satírico Charlie Hebdo y un supermercado kósher de París demuestran que la labor de los servicios de inteligencia franceses ha sido "un desastre".

Las autoridades "tendrían que haber investigado más quién entra al país", declaró a la agencia de noticias AFP el rabino Marvin Hier, fundador de esta institución que dedica su obra a las víctimas del Holocausto, e influyente voz en Estados Unidos a favor de la comunidad judía.

En cuanto a los ataques, que han dejado 20 muertos -entre ellos tres yihadistas-, la eficacia de los servicios de inteligencia es "obviamente un desastre", fustigó Hier.

"¿Cómo llegaron al país?", se preguntó el rabino, en referencia a los ciudadanos musulmanes europeos que se marchan a Siria, Irak y Yemen a recibir entrenamiento para unirse a la yihad.

El primer ministro francés, Manuel Valls, reconoció que el balance de víctimas prueba que hubo"fallos" en los operativos para localizar a potenciales agresores.

La policía francesa abatió el viernes al norte de París a los hermanos Said y Cherif Kouachi, presuntos autores del atentado del miércoles contra Charlie Hebdo, donde murieron 12 personas.

Casi al mismo tiempo, fuerzas de élite mataron a Amedy Coulibaly, un yihadista que secuestró a varias personas en una tienda de alimentación kósher en la capital, donde fallecieron cuatro rehenes.

El rabino del centro Simon Wiesenthal apuntó a que el islamismo es un problema que va más allá de varias células aisladas repartidas por el mundo.

"No estamos frente a par de cientos de yihadistas. Estamos frente a millones", declaró.

Hier consideró por otro lado que los 6.000 imanes que hay en Francia "no pueden eludir su responsabilidad" debido a la gran influencia que tienen sobre la población musulmana.

"La sociedad francesa debería saber si ellos son los que inspiran a la gente, (los que dicen que) esto es lo que Dios quiere, que aprueba estos asesinatos", subrayó Hier.

Comentarios