Policiales
Domingo 07 de Junio de 2015

El botón antipánico quedó en proyectos de ley y ordenanza

El sistema para asistir a una mujer cuando el agresor violó una restricción, está lejos de implementarse

José Amado / De la Redacción de UNO
jamado@uno.com.ar


Uno de los reclamos planteados en la jornada del miércoles 3 de junio Ni Una Menos tuvo que ver con la necesidad de garantizar la protección de las víctimas de violencia de género. Por esto se reclamó “implementar el monitoreo electrónico de los victimarios para asegurar que no violen las restricciones de acercamiento que les impone la Justicia”.

En Entre Ríos, hace dos años se presentó en la Cámara de Diputados el proyecto de Ley del “Sistema Provincial de Botones Antipánico para Víctimas de Violencia Doméstica con el objeto de proteger y otorgar asistencia inmediata a las víctimas de la misma”, firmado por ocho legisladores. Además, el año pasado en el Concejo Deliberante de Paraná se presentó un proyecto de ordenanza (con texto idéntico) para implementar en la ciudad el mismo sistema. Sin embargo, ninguna de las dos iniciativas tuvieron más trascendencia que la presentación misma.

A su vez, el Superior Tribunal de Justicia hace más de un año que comenzó a analizar la instrumentación de las tobilleras electrónicas para quienes tengan prohibiciones de acercamiento o prisión domiciliaria. Si bien en estos días se volvió a hablar del tema en Tribunales, aún no hay novedades sobre su implementación.

La urgencia que tienen las víctimas en situaciones de peligro, planteada en los proyectos, no tuvo correlación en el tratamiento, sanción y reglamentación del sistema.

Las restricciones de acercamiento impuestas por la Justicia a los hombres violentos con las mujeres, hoy son imposibles de controlar. Depende solamente de la voluntad del imputado de no reincidir. La respuesta a la violación de la medida es otra más dura, como la prisión. Pero en el tiempo en que el agresor se acercó nuevamente a la víctima, hasta que la mujer pueda pedir auxilio y que la Policía llegue al lugar, puede pasar cualquier cosa.

El proyecto que la Legislatura provincial nunca convirtió en Ley (Expediente Nº 19784) plantea que el Ministerio de Gobierno y Justicia “entregará a las víctimas los dispositivos antipánico en forma gratuita, el que sólo puede ser utilizado en forma personal y por el tiempo que se extienda la situación de peligro generado por el hecho violento”. y que el dispositivo “debe contar con conexión directa al Sistema Coordinado de Atención Telefónica de Emergencia 911, adoptando la tecnología necesaria para que el mismo anexe a su red de monitoreo de sistemas de alerta la detección del  geoposicionamiento de la víctima al momento de poner en funcionamiento el botón antipánico”.

El fiscal de la Unidad Fiscal de Violencia de Género, Leandro Dato, dijo a UNO que  el sistema “es una herramienta más”, y destacó que ayudaría a la situación de urgencia para dar aviso al 911. De todos modos, explicó que “si el agresor quiere ir devuelta (al la casa de la víctima) lo va a hacer, tratamos de actuar rápidamente con las restricciones o detenciones por algunos días, para que sepan que estamos cerca y que tomamos decisiones, pero también es una cuestión cultural”, dijo el funcionario judicial.

Actualmente, informó Dato, la Fiscalía pone en conocimiento a las comisarías de las mujeres que están en situación de peligro en cada jurisdicción, para que tengan en cuenta a la hora de un llamado telefónico y concurran rápidamente al domicilio.

En este marco, vale remarcar que tanto el proyecto de ley como el de ordenanza sostienen en los fundamentos que la violencia de género “es un fenómeno de carácter complejo que implica la intervención de autoridades policiales y órganos jurisdiccionales, donde muchas veces la lentitud y la burocracia, actúan como agravantes de la situación de violencia”.

Una importante herramienta

En Santa Fe, la Municipalidad otorgó el “Botón e Alerta” a 180 mujeres en situación de riesgo, y en muchas oportunidades fueron útiles para evitar hechos de violencia, en las cuales la Policía detuvo a 43 hombres, desde 2013. A su vez, la provincia creó la aplicación móvil con el mismo nombre, mediante la cual se puede avisar desde el celular a los contactos de confianza sobre una situación de peligro. Y también se puede configurar opcionalmente el envío de una alerta a un centro de monitoreo del 911, previa validación de datos personales.

 

Comentarios