Policiales
Viernes 16 de Septiembre de 2016

El auto de Silvio Díaz fue quemado al otro día de ser inspeccionado

Al vehículo secuestrado por la muerte de Juan Manuel, le habrían faltado elementos. Era el único bien para responder a la demanda civil

Faltan algunos días para conocer si el incendio del auto VW Voyage que estaba secuestrado por la Justicia y depositado en el predio de la Policía en calle Pascual Palma y Pronunciamiento, de Paraná, fue intencional o accidental. Se trata del vehículo que conducía Silvio Díaz la mañana del 6 de junio de 2014 cuando volcó en calle Alameda de la Federación y causó la muerte de un niño de 6 años que ingresaba a la escuela Del Centenario. De todos modos, a simple vista el hecho deja una sensación de inseguridad sobre los elementos bajo custodia estatal.

Lo más llamativo es que el día anterior a que el auto apareciera consumido por las llamas, una delegada judicial había ido a inspeccionarlo en el marco del pedido realizado por su titular para recuperarlo. Además, el mismo era el único bien, o al menos el de mayor valor monetario, con el que se podía responder a la demanda civil. Por ello, los únicos perjudicados con el siniestro son los familiares de Juan Manuel Martínez Zurbano.

La abogada Corina Beisel, defensora del condenado, contó a UNO que "la mamá del Silvio Díaz se había presentado en febrero solicitando la devolución. Estaba destrozado, la idea no era usarlo, no sabía muy bien qué iba a hacer. Adentro había elementos que no fueron encontrados, documentación más que nada. De todas maneras sabe que tiene una demanda civil por la reparación del daño por la muerte del pequeño, en consecuencia era consciente que cualquier bien podría ser tomado".

Luego de conocido el hecho del fin de semana, Beisel aconsejó a la titular de auto pedir a la Justicia que lo investigue. "Respecto del incidente, le sugerí a la señora que haga la denuncia, y estamos en espera de las medidas de averiguación del fiscal en turno, y que como cualquier incidente que sucede en un predio a cargo del estado tendrán que investigar y deslindar responsabilidades", expresó la abogada.

En este sentido, Beisel dejó en claro las dudas y el clima enrarecido que genera este episodio: "En lo particular lo que a mí me llama la atención es que coincidentemente con el pedido de devolución del vehículo y ciertas diligencias que estuvo haciendo personal del Juzgado, aparece siniestrado", y aclaró nuevamente que "lamentablemente no se desapoderó a la familia Díaz de un bien, sino a las víctimas del anterior siniestro de contar con un bien que podría haber tenido para solventar parte de la reparación económica, porque no hay mucho con lo que pueda responder. Si fue un daño intencional, lo único que logró fue eso. Díaz no iba a usar el vehículo porque está bien preso, y la mamá tampoco".

Entre las miles de conjeturas que se pueden hacer, mientras no se esclarezcan con certeza las causas del hecho, Beisel opinó que "lo único que se hizo fue saciar un ánimo de venganza, o bien mandar un mensaje mafioso y amenazante a las mujeres de la familia Díaz".

Por último, la abogada concluyó: "Es un predio que está custodiado por fuerzas de seguridad y el estado tendrá que arbitrar medidas porque es garante de la seguridad y tranquilidad de los ciudadanos y el patrimonio que se encuentre bajo su custodia".


***
Sospechas y conjeturas


Al parecer, al auto VW Voyage gris patente MHZ 980 le faltaban algunos elementos de su interior. Se supo que había sido apartado y se encontraba alejado de los otros autos que están secuestrados y depositados en el predio de la Guardia Especial. Parte de las sospechas apuntan a que el incendio, de haber sido intencional, podría haber tenido como objetivo borrar toda evidencia de faltantes. La Justicia deberá ahora dilucidar si le faltan partes.

Comentarios