La Provincia
Martes 29 de Noviembre de 2016

El arte como herramienta para luchar contra las adicciones

Recomponer los lazos sociales es uno de los objetivos de un tratamiento de rehabilitación. La experiencia de un joven de Concepción

Ariel Acosta es joven y callado, casi tímido, desde siempre le gustó dibujar pero jamás lo tomó como algo que pudiera trascender más allá de sus propios papeles y lápices personales. Para él fue una simple forma de expresión en momentos donde un espacio en blanco se transformaba en un desafío para bosquejar cualquier figura que fuera saliendo de su imaginación.

Hoy la vida lo encuentra en un lugar y un momento donde el arte, los pinceles y la creatividad se transformaron en una herramienta muy fuerte que lo ayuda para salir de un problema de adicciones que lo tiene bajo tratamiento en la Fundación El Edén de la ciudad de Concepción del Uruguay.

"Ariel tiene talento, y nos ha contagiado las ganas de hacer arte a todos, hace casi tres meses que estamos trabajando en un mural, y lo que comenzó como un desafío para unos pocos se transformó en un momento hermoso, que sumó más gente y sirvió para compartir experiencias, tardes de pintura, amistad, y trabajo en común", remarcó Adriana Peñaloza, la profesora de Artes Visuales que tomó la posta en este emprendimiento generado a través de Ariel y que ya cobró forma en el frente de la fundación y hoy está a la vista de todos quienes pasen por Carosini 629.

Adriana comanda un taller de Pintura y Manualidades que se dicta en el Centro de Adultos San Vicente.


***
Taller


"El psicólogo vio que siempre dibujaba y me propuso que asistiera al taller, me gustó la idea y comencé a ir, allí los conocí a ellos y con el correr del tiempo se fue dando esta idea de trabajar juntos y nos gustó a todos. A mí siempre me gustó dibujar, y es muy lindo ver ahora un trabajo como el que hicimos todos juntos en el mural", contó Ariel mientras observa la obra que surgió a partir de sus inquietudes y de sus ganas de transformar líneas y colores en una obra de arte urbano como la que hoy se ve en el frente de la fundación.

"Ariel comenzó a asistir al taller, allí vimos su trabajo y la propuesta surgió desde El Edén porque se sabía de su talento y era una forma de ayudarlo en su tratamiento, así que enseguida nos gustó la idea, y a partir de allí se sumaron también los demás chicos y chicas que asisten al taller, por lo que terminamos siendo todo un equipo que dos veces por semana comenzamos a trabajar en el mural que, después de dos meses hemos terminado", destacó la profe de artes visuales.

Ariel lleva nueve meses de tratamiento, y hoy está enfocado en llevar adelante todos los pasos que le permitan salir de su enfermedad. Pero también piensa en el futuro.

"Hoy quiero salir de esto, quiero curarme y pienso en lo que voy a hacer cuando salga de acá, el dibujo y el arte pueden ser un camino, a mí me gusta, pero vamos a ir viendo a medida que pasen las cosas, ya hice algunos cuadros por encargo y eso da ganas de seguir", afirmó.


***
Hay equipo


El equipo de trabajo para este mural está conformado por una decena de personas de distintas edades muy comprometidos con el trabajo y las ganas de ayudar a Ariel.

Silvia es preceptora en un instituto educativo de la ciudad y vio la iniciativa a través de Facebook. No lo dudó y se sumó al equipo.

"Me encantó la idea, me gusta el arte y no dude ni un minuto en sumarme, es una idea excelente, me sumé y hoy somos un equipo fantástico".

De la misma manera se expresa Fabiana que dice "amar el arte, me contacté a través de otra profesora y acá estamos muy contentos".

"El diseño lo hicimos entre todos, buscando imágenes que nos representaran y nos gustaran para lo que queríamos hacer, era una experiencia nueva y la fuimos trabajando entre todos, esta misma técnica que utilizamos para el mural también la hicimos en cuadros hermosos que tenemos en el taller, e incluso tenemos algunos de esos cuadros que hemos transformado en relojes muy lindos", expresó la profesora.


***
Tratamientos

Hoy El Edén es un Hospital de Día con más de 40 pacientes que asisten a la Fundación en diferentes turnos de acuerdo a las necesidades de cada uno.

Hay chicos que solo asisten a consultorios externos, que pueden llegar a cualquier hora. Son los más avanzados.

El Hospital de Día es una metodología que implica una labor con el paciente durante jornadas completas, desde las 7 de la mañana hasta las 11 de la noche. También existe la media jornada, que se da en aquellos pacientes que en su mayoría trabajan. En ese marco las modalidades de tratamiento con los pacientes son variadas y se busca tener todas las modalidades vigentes dentro del programa de recuperación, para tener alternativas que permitan el tratamiento para todos los chicos.

Germán Bercovich es el psicólogo de Ariel en El Edén, y fue quien vio el potencial del chico, por lo que comenzó la diligencias para contactarlo con espacios que le pudieran desarrollar el potencial y sumar contactos y lazos sociales que ayudaran en su tratamiento.

"Ariel entró este año al Eden, vimos su inclinación hacia el arte y lo tomamos como una herramienta de revinculación social, la base que necesita cualquier tipo de tratamiento de este tipo porque uno de los problemas más serios que tiene la enfermedad es la pérdida de los lazos que lo vinculan socialmente. Él nunca tuvo este tipo de experiencias y se comprobó que su talento estaba y hoy está a la vista. Es algo que perdura en el tiempo, que lo ha relacionado con gente y ayuda a la construcción de una nueva identidad que se fue perdiendo por la enfermedad", indicó el profesional.

De igual manera destaca la labor de interacción constante que mantiene El Edén con las instituciones de la ciudad para potenciar el trabajo y la vinculación social que necesitan todos aquellos que están bajo tratamiento en la fundación.

"Estamos en constante labor conjunta con las instituciones locales, desde el Club Gimnasia, pasando por centros de salud, escuelas, talleres, cursos, iglesias, la intención es no trabajar aislados porque uno de los aspectos más importantes de esto es precisamente el contacto social que construye lazos y refuerza las ganas de recuperar lo que se ha perdido por las adicciones", señaló Bercovich.


Comentarios