La Provincia
Domingo 25 de Septiembre de 2016

El arco gremial provincial apoya el paro nacional que motoriza la CGT

Camioneros, Gastronómicos y Bancarios se mostraron a favor de convocar a una huelga. La comisión directiva de la CGT debe definir la fecha

Marcelo Comas
mcomas@uno.com.ar

Ya casi en el olvido quedó el último paro realizado por la Confederación General del Trabajo (CGT) contra el gobierno de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner. El del 9 de junio de 2015 se produjo la quinta huelga de la central obrera en su anterior conformación, con una conducción tripartita de la que emergía un liderazgo claro: el camionero Hugo Moyano. El cambio de Gobierno también trajo cambios en la mesa chica de la organización gremial, dirigida ahora por un triunvirato conformado por Juan Carlos Schmid (Dragado y Balizamiento); Carlos Acuña (Estaciones de Servicio) y Héctor Daer (Saer). En su versión unificada la CGT convocó al Comité Central Confederal donde recibió de la mayoría de la dirigencia el planteo de la necesidad de activar un paro, pero como en esta nueva etapa todo se consensua, también hicieron oír su voz aquellos sectores dialoguistas que prefieren esperar una respuesta de la Casa Rosada a sus demandas. Puertas adentro desde el movimiento obrero volvieron a criticar las políticas económicas de Mauricio Macri, y más allá de los cambios de nombres en la conducción, quedó claro que los problemas que aquejan a los trabajadores tienen varios temas dominantes: eximir del pago de Ganancias al medio aguinaldo, compensar la pérdida del poder adquisitivo y dar un aumento de emergencia a los jubilados. En síntesis, la conducción resolvió hacer un paro pero facultó al Consejo Directivo a implementarlo para cuando lo crea conveniente, por lo cual la fecha de la medida de fuerza quedó en suspenso.
Diferentes referentes sindicales de la provincia de Entre Ríos se refirieron a las negociaciones entabladas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y que tienen directa incidencia política en el plano local. El secretario general del Sindicato de Camioneros de Entre Ríos, Jorge Ávalos, sostuvo que la entidad sindical representada por Pablo Moyano llevó el mandato que impulsa un paro nacional. "Él es el impulsor desde la primera hora y desde que se armó el triunvirato. Fue llevado a la mesa de la CGT, aceptado por unanimidad y ahora serán todos los gremios del país los que lleven adelante la medida de fuerza", afirmó en diálogo con UNO. El dirigente explicó que el impuesto a las Ganancias aparece como un problema que generó tensión con el gobierno anterior y que todavía no ha tenido solución. Aunque la lista de demandas incluye otros tópicos: "La devolución del dinero de los fondos de las obras sociales, que era un dinero que el gobierno anterior se venía quedando, y este Gobierno sigue con la misma postura. Y no ha devuelto y eso ha llevado a que algunos gremios hayan desaparecido", reconoció.
Ávalos señaló que el sector no se ha visto afectado por despidos y que esto obedece a que la dirigencia mantiene permanente contacto con las empresas. "Estas han sido las medidas de acción del gremio para evitar algún conflicto gremial. Las empresas deben trabajar en eso, pero la caída del trabajo en el mercado interno es notable y afecta a algunos gremios más que a otros", enfatizó. El funcionamiento de la CGT en Paraná fue otro de los temas abordados por el hombre fuerte de Camioneros. Dejó entrever que la organización no se encuentra normalizada y entendió que se debería generar un espacio de debate. "No sé cómo estará con todos los trajines políticos que hubo en estos últimos años. Hay que unificar o armar algo para normalizar CGT en Paraná y en la provincia", manifestó.

Pidió que se escuche al trabajador
Hugo Permayú lleva 27 años al frente del la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (Uthgra), seccional Paraná. La ola de despidos, la reducción de jornadas, el impacto negativo de la inflación, desgastaron el grado de tolerancia en el marco gremial, enumeró el histórico dirigente. "No hay nada que nos oriente a avizorar que algo vaya a cambiar. Es momento que si el Gobierno no escucha, no atiende los reclamos de los trabajadores, habrá que hacerse escuchar con una medida de fuerza. Es lo último a lo que debemos recurrir, entonces habrá que hacerse ver de alguna manera", reflexionó.
Al igual que su par de Camioneros dijo que desconoce la existencia de una CGT en Paraná que esté conformada orgánicamente. "Sería muy importante que eso ocurriera y en un corto plazo, porque las necesidades de los trabajadores son muy grandes. Es necesario que los representantes de esta CGT sea gente creíble, que esté comprometida con el movimiento obrero. Si ocurriera a corto plazo, nosotros estaríamos integrándola y si no lo haremos desde afuera", evaluó. Según un relevamiento de la entidad gremial, en Entre Ríos se han producido más de 100 despidos en la costa del Paraná, principalmente en la ciudad de Victoria. "Lo que más nos preocupa es que no vemos un cambio que nos esté demostrando que esta caída en nuestra actividad se detenga. Vamos a seguir teniendo despidos", sentenció el dirigente. Permayú mencionó otro de los problemas se suscita con la reducción de horarios en la jornada laboral.

Comentarios