La Provincia
Martes 12 de Enero de 2016

El agua baja y quedan los malos recuerdos

José Luis Ballesteros/De la Redacción de UNO
jballesteros@uno.com.ar


Poco a poco el mal momento comienza a quedar atrás y cientos de familias afectadas por las inundaciones de Concordia iniciaron el retorno a casa. Las más de dos semanas fuera de sus hogares producto del desborde del río Uruguay fueron el peor final de año para miles de personas que debieron sobrellevar este sinsabor que tuvo su segundo pico histórico desde 1959.

No obstante, no todo será sencillo para quien vuelve a su vivienda tras el descenso del agua, pero encuentra un panorama desolador, propio de una escena de Hollywood porque el barro, la humedad y las roturas que produjo el agua, dejan su sello con mucho trabajo por realizar por parte de los propietarios.

Desde el lunes el río comenzó a bajar sobre el puerto concordiense y así el Consejo de Emergencia Social, creado especialmente a raíz de esta contingencia, comenzó a actuar para distribuir las donaciones. Donaciones que llegaron desde todo el país y en grandes cantidades. Tal es así, que desde este mismo Consejo se decidió colaborar con parte de esta ayuda a los damnificados en las localidades de Colón y la hermana Salto, en la República Oriental del Uruguay.

Los kits de limpieza y pintura a las familias perjudicadas se fueron entregando en la medida que el río iba descendiendo. Muchos de ellos iniciaron las tareas de limpieza y acondicionamiento de las viviendas para el regreso a casa. Desde este Consejo piden postergar la limpieza domiciliaria hasta que se retiren los equipos municipales, de Defensa Civil, de la Cooperativa Eléctrica y demás organismos que están y estuvieron trabajando en las zonas donde comenzó a descender el agua.

Claro que muchas de estas familias ven con urgencia la necesidad de que les instalen nuevamente el medidor de luz y así comenzar con la instalación domiciliaria, ya que la necesidad de pertenencia y volver a sus hogares es lo imprescindible.

De acuerdo a las previsiones de la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande, las alturas actuales en el Alto Uruguay, y los pronósticos de precipitación vigentes, se espera que las alturas aguas abajo de la represa continúen el proceso de descenso, y este comience a ser sensible en los puertos más alejados de la represa aguas abajo. De esta manera, todo indicaría que pronto se volverá a la vida cotidiana, por lo que estas inundaciones en la costa del Uruguay quedarán en un triste recuerdo para mucha gente que la pasó muy mal.

Comentarios