Ovacion
Miércoles 05 de Agosto de 2015

Ekkert: “Era el momento para salir del bajón”

Alexis Ekkert indicó que el plantel de Atlético Paraná asumió el choque ante el Lobo jujeño como el del resurgimiento.  

Matías Larraule/ Ovación
mlarraule@uno.com.ar

Durante los primeros días de la semana de planificación se había movido en forma diferenciada. Aún arrastraba signos de dolor de la contractura que lo sacó de escena en el primer tiempo del juego que disputaban Atlético Paraná y Atlético Tucumán, en el Jardín de la República. Su evolución fue positiva. Por eso Alexis Ekkert pudo estar desde la partida el domingo en la victoria que el Decano celebró ante Gimnasia de Jujuy.

El diamantino fue uno de los pilares de la jornada en la que el Gato retomó el camino a la victoria para dejar en el recuerdo una serie negativa de seis derrotas consecutivas. “Llegué medio complicado al partido, pero gracias a Dios llegué bien, salvo en los últimos minutos que se me cargó un poquito. El equipo hizo un sacrificio muy grande y logramos un triunfo importante”, resaltó el volante, en diálogo con Ovación.
La sumatoria de caídas que sufrieron en fila alimentó la sed de revancha del equipo. Entendieron que no podían profundizar la crisis de resultados. Debían ponerle un final a este incómodo segmento. “Era el momento para levantarnos del bajón que teníamos. Sabíamos que era el partido que teníamos que resurgir. Todo el plantel pensaba de la misma manera, por eso lo pudimos demostrar dentro de la cancha”, aseveró.
Gimnasia tuvo la primera situación de riesgo a los dos minutos de juego. Sin embargo fue el local el que facturó rápidamente en la red adversaria. “Los delanteros estuvieron finos. Además el Mudo (por Diego Reynoso) pudo hacer su aporte con el primer gol. Después se le abrió el arco a Pollito (por Rodrigo Gutiérrez) y tuvimos varias situaciones más de gol que no pudimos concretar. Sirve de mucho tener varias situaciones de riesgo por partido”, valoró.

Gutiérrez sacó a relucir su capacidad goleadora. Felipe Cadenazzi suplantó de la mejor manera a Enzo Noir. Las variantes ofensivas aportaron soluciones en un momento crítico del equipo. “Cualquier jugador de este plantel demostró que puede jugar y hacerlo de la misma manera o mejor que quien está desde el inicio. Es muy importante para el equipo saber que el que entra hace un sacrificio o más del que estaba”, subrayó Ekkert.
La victoria fue categórica. La diferencia pudo haber sido mayor. “Creamos muchas situaciones de riesgo. Erramos dos manos a mano. Lo importante es que el equipo generó”, remarcó Alexis, quien pudo anotarse con un tanto, pero el horizontal le atragantó el grito en un tiro libre. “Se me negó. Tenía que haber sido un poco más alto y tal vez entraba”, añadió, entre risas, el mediocampista que había amargado al Lobo jujeño en el norte del país.

La próxima estación de Atlético Paraná será en Puerto Madryn, donde visitará a Guillermo Brown. El Decano realizará su recorrido al sur con otro semblante. “Va a ser un viaje muy largo, pero en la semana lo vamos a encarar de otra manera. Ahora estamos contentos y muy positivos. Ojalá podamos seguir por esta misma senda. Vamos a seguir laburando con humildad y sacrificio. Tenemos que seguir jugando como lo hicimos el domingo, dejando un plus en cada pelota”, entendió.

La Banda del sur es dirigido técnicamente por Marcelo Fuentes. Su filosofía de juego es totalmente antagónica a la que pregona Gabriel Schurrer, el DT de Gimnasia de Jujuy. “Sabemos que va a ser un partido muy duro con un viaje muy largo, pero no importa. Vamos a ir con lo mejor para tratar de conseguir un buen resultado”, aspiró.

 

Comentarios